¿De verdad es trivial el problema del cocodrilo?

En el post anterior despaché el problema del cocodrilo diciendo que era “una trivialidad” y eso no es del todo justo, por dos razones bien diferentes.

Cocodrilo_enunciado1

La primera es que hay dos cosas en el enunciado que pueden dar lugar a confusión. Una, que el dibujo no está del todo claro: puede entenderse que las distancias se miden desde el cocodrilo, en vez de desde el punto que está enfrente, en la orilla opuesta. Habría sido mejor un esquema más simplificado, como éste:

Cocodrilo_1

Esquema simplificado para el problema del cocodrilo (C) y la cebra (Z). Hemos llamado “y” a la anchura del río.

Otra pega del enunciado es que empieza llamando x a la distancia para la que se minimiza el tiempo…

Cocodrilo_enunciado2

…y a continuación se da una fórmula para el tiempo en la que x es un punto genérico:Cocodrilo_enunciado3

Esto puede inducir a confusión, pero ¿es suficiente para disculpar a los alumnos que encontraron el problema “devastador”? Sólo en parte, porque cualquiera que esté acostumbrado a hacer problemas interpretará estos puntos dudosos de la manera correcta sin dudarlo.

Llegamos aquí a una cuestión importante que suele ignorarse: entender un enunciado no es tan simple como pudiera parecer. Siempre hay muchos convenios implícitos que son obvios para el experto pero no para el novicio. El recién llegado a la física es como Paco Martínez Soria cuando llega a Madrid en “La ciudad no es para mí”. Viene de una cultura diferente y tiene que aprender un montón de cosas que son transparentes para los lugareños, hasta el punto de que éstos no se dan cuenta de que haya nada que aprender y es fácil que lo tomen por tonto.

A la hora de poner un problema, el profesor que sea consciente de esta dificultad “cultural” puede querer explicitar todo al máximo para que no haya malentendidos. Pero entonces el enunciado será demasiado farragoso y algunos no lo entenderán precisamente por eso. El dilema no se puede resolver, pero se debería disolver con el tiempo, según el alumno vaya haciendo suyos los usos y costumbres de la física. Mientras, todo lo que cabe hacer es estar alerta y cuidar al máximo la claridad, pensando y repasando una y otra vez los enunciados, puliéndolos como el poeta pule sus versos.

Siendo como soy consciente de lo difícil que es escribir un buen enunciado, puedo disculpar a los redactores del problema del cocodrilo… pero tengo que reconocer que pudieron hacerlo mejor.

Hay otro sentido en el que el problema del cocodrilo no es trivial, un sentido que tiene más interés desde el punto de vista puramente físico. Pero lo vamos a dejar para el siguiente post.

Anuncios

  1. Javier

    Pues no estoy de acuerdo. Si te fijas, las únicas diferencias entre el dibujo original y tu esquema es que están girados, y que en el dibujo pintan ambos animales. Sí, la cebra está en perspectiva, y el rio en plnata. Como otros muchos esquemas con dibujitos para hacerlo todo más mono (cómo me recuerda eso a los libros para niños… con dibujitos).

    Respecto al texto en inglés, creo que está perfectamente redactado (mi trabajo es en inglés). Lo he leído tres veces a ver si lo veía mal, pero no. Parametrizar en función de x no significa que haya que minimizar x.

    Es todo terríblemente evidente. No hay trampa. No buscan que te líes, o que no veas algo importante. Casi no hay decimales en las operaciones.

  2. JuanMS

    Javier, bienvenido. No te creas que la única diferencia entre los dos dibujos es que están girados. Aquí hay un problema de percepción, como las clásicas figuras ambiguas del conejo y el pato. Si interpretas bien el dibujo original no hay ningún problema, claro. Pero dado que es un dibujo realista se presta a interpretarlo como que está en perspectiva, de manera que la línea que va del cocodrilo hasta P sea “perpendicular al papel” (es decir: si la dirección del río fuera el eje x, la vertical el z, y la línea cocodrilo-P el eje y). Esa posible ambigüedad no se plantea si dibujas un esquema en “planta” como el mío.

    El inglés es correcto, el problema con la redacción es la ambigüedad en la interpretación de x, que primero se refiere a el único punto en el que se minimiza el tiempo y luego a un punto genérico.

    Como digo en el post, esto no disculpa del todo a los alumnos, pero puede ayudarnos a entender qué funcionó mal. Poner un buen enunciado es muy, muy difícil, pero también parte de lo que tienen que saber los alumnos es entender enunciados que no sean impecables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s