¡Peligro!¡Mercurio retrógrado!

No sé si lo sabrán, pero hace unos días (el pasado 17 de febrero) hemos entrado en el primer Mercurio Retrógrado del año. ¿Y eso qué significa? Aquí tienen la explicación de las páginas de ciencia del 20 Minutos, seguramente el diario más leído de España (¡es gratuito!):

Desde el pasado 17 de febrero y hasta el próximo 10 de marzo el planeta Mercurio se hallará retrógrado. Esto significa que el planeta, visto de la Tierra, dará la aparente sensación de que se mueve hacia atrás durante unas semanas para luego regresar a su movimiento normal (…)

Estas fases retrógradas de Mercurio suelen notarse sobre todo en las telecomunicaciones, correos o transportes, que pueden ver alterada su normalidad y sobre todo su rapidez (no es infrecuente que se produzca alguna huelga). También en los negocios y las operaciones comerciales que pueden verse entorpecidas, enlentecidas o paralizadas de modo pasajero.

Si esto es demasiado científico para ustedes, pueden consultar algo más trendy, como el Cosmopolitan, que nos advertía así sobre el anterior Mercurio Retrógrado:

¡Cuerpo a tierra! Quedan escasas horas para que entre en escena el acontecimiento astral más temido: Mercurio Retrógrado. “¿Otra vez?”, pensarás. “¡Es el tercero de 2019!”, gritarás mirando hacia el cielo. ¡Pues sí, querida chica Cosmo! La vida no es como una película, es como una serie, y en la temporada que estás viviendo ahora mismo te toca pasar por este fenómeno. Es lo que hay. Pero no creas que esto podrá contigo. Nada más lejos de la realidad. Para eso estamos nosotras aquí.

Lo primero que debes asimilar es que sí, habrá drama, dramones y dramón en las tres semanas que dura (hasta el 20 de noviembre) y que puede que la cosa se te haga un poco bola. No nos eches la culpa a nosotras; hazlo a Escorpio, astro sobre el que se va a producir. Este afecta directamente a la mente y la comunicación, aspectos que, si no fluyen bien, generarán los mayores conflictos.

Y si quieren algo más internacional,  en este enlace pueden ver como la revista Allure nos proporciona The Ultimate Guide to Surviving Mercury Retrograde in 2020

¿Cómo he llegado a enterarme de esta majadería palpitante cuestión? Pues buscando algún vídeo que explicara bien las retrogradaciones de los planetas. Porque sí, efectivamente retrogradan (no sólo Mercurio: todos). Pero si quiere saber qué es eso y cómo le influye a usted, no lea el Cosmopolitan: siga leyendo este blog.

*

Cada noche, las estrellas giran majestuosamente en torno a la estrella polar: miles y miles de lucecitas, sin que ninguna se adelante o se atrase. Todas se mueven con la misma velocidad angular. Por eso las constelaciones no se han deformado lo más mínimo durante milenios, y por eso los antiguos las imaginaron fijas a una bóveda, un sólido rígido que gira en bloque.

640px-stars_circle_over_the_residencia_at_cerro_paranal

Estrellas sobre Cerro Paranal. Fuente: Wikipedia

He dicho que ninguna de esas luces se adelanta o atrasa, pero no es verdad: hay unas, muy pocas, que sí lo hacen, y por eso fueron distinguidas desde muy antiguo como especiales. Se les llamó πλανῆται (planētai), que en griego significa vagabundos, y aunque parecían estrellas no lo eran, porque no estaban fijas a la bóveda celeste. Había siete: el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno (¡tan especiales eran que dieron nombre a los siete días de la semana!).

La Luna gira cada noche un poco más despacio que las estrellas, de manera que se va retrasando respecto de ellas y al cabo de 27 días y 7 horas ha dado una vuelta completa sobre la esfera celeste. Aunque es más difícil de comprobar, porque de día no se ven las estrellas, el Sol también se retrasa, pero menos: tarda 365 días y 6 horas en dar la vuelta completa: justo un año… por definición.

Aunque el Sol y la Luna se mueven respecto de las estrellas fijas, siempre lo hacen a la misma velocidad, así que quizá no se merecen el nombre de vagabundos. Los cinco planetas propiamente dichos sí: estos generalmente se retrasan, como el Sol y la Luna, pero a veces, misteriosamente, aceleran y rebasan a las estrellas, para, al cabo de un tiempo, volver a su movimiento habitual. Este movimiento anómalo es lo que se llama retrogradación. Es más frecuente en Mercurio, pero ocurre en todos los planetas.

*

Con esto ya sabemos qué son las retrogradaciones. Pero ¿cómo le influyen a usted? La respuesta breve es: de ninguna manera. No tiene que hacer nada para sobrevivir al Mercurio Retrógrado: esta palpitante cuestión es una majadería astrológica (¿o antológica?).

Pero hay una respuesta más larga. Durante siglos, milenios incluso, las retrogradaciones obsesionaron a los astrónomos. Cada sucesiva explicación que consiguieron darles marcó un hito en el progreso de la astronomía. De modo que si hoy sabemos dónde estamos en el cosmos, es en parte gracias al terco esfuerzo por entender esos misteriosos vagabundeos de los planētai por el cielo. Así que, a fin de cuentas, las retrogradaciones sí que le han influido a usted y a todos nosotros… y para bien.

¿Cómo fueron esas sucesivas explicaciones? Lo veremos enseguida: en el próximo post.

  1. Pablo Rodríguez Serrano

    Lejos de creer todo lo relacionado con los horóscopos no me avergüenzo de decir que siempre me he sentido un poco intrigado como un campo tan poco fiable pudiese convencer a tanta gente. Tras hablar en clase de la retrogradación de los planetas y en especial de Mercurio me he estado informando y no cabe duda de que es considerado un evento super importante y aunque vaya a tener lugar hasta tres veces este 2020. No deja de sorprenderme como es posible que un aparente movimiento opuesto de un planeta respecto a su moviento orbital normal visto de un cierto punto de vista pueda llegar a influir a nuestra suerte en hasta cuatro ocasiones anualmente. No solo eso sino que tambien según me he informado no siempre es señal de mala suerte y fallo de tus relaciones personales sino que depende mucho de tu carta natal, es decir, tu signo del zodiaco como se explica en este vídeo:

    (no muy fiable a mi parecer ). Otra cosa que me llama mucho la atención es que no es difícil encontrar datos que se contrarresten entre sí. En tan solo dos videos de videntes ya habia cosas en las que no coincidian y no sé si es que estas cosas serán interpretrables. Menos mal que solo la retrogradación de Mercurio es la única que nos afecta porque sino tendriamos que aguantar cambios de humor, suerte o ánimo constante con las retrogradaciones anuales de Plutón, Urano, Venus, Marte, Jupiter y Neptuno como informa la NASA en su calendario oficial https://eclipse.gsfc.nasa.gov/SKYCAL/SKYCAL.html
    De todas formas y debido al aburrimiento de estos días por el confinamineto seguire informandome sobre este tema para si saber como deparará mi suerte en lo que queda de 2020.

  2. JuanMS

    Pablo Rodríguez Serrano: efectivamente, menos mal que sólo nos influye el Mercurio retrógrado y no el Venus retrógrado o cualquier otro planeta (a ver si en tus investigaciones averiguas por qué 😉 ) Ah, sobre el vídeo: ¿en qué se habrá doctorado esta señora? 🙄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s