Tema 4: El mundo según Aristóteles

Aquí podéis dejar vuestros comentarios sobre “El mundo según Aristóteles”. Ya habréis notado que soy un fan del estagirita, pero también admito comentarios críticos (es más: sería interesante recopilar lo que los libros de divulgación dicen de él…).

Posts es este blog con el tag “Aristóteles”, aquí.

Anuncios

  1. Maite Herce Ros

    Me resulta curioso tratar de entender la visión de la materia en la época de Aristóteles, ya que él rechazó algo que en la actualidad vemos obvio como son los átomos. Como explicaste ayer en clase, uno de los principios que defendía Aristóteles en su física era la teoría del continuo que nos dice que si existieran los átomos esféricos habría un vacío entre ellos, él rechazaba el vacío por lo que la materia no puede ser atómica, y por tanto según él la materia se puede dividir infinitamente y está formada por cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego.

    Esta idea surge a raíz de que Aristóteles pensaba que el vacío no podía existir, él va a plantear su concepción de un universo absolutamente lleno de cuerpos, por lo que se ve obligado a refutar las ideas de otros filósofos que consideraban el vacío como una realidad física.

    Criticó la teoría de Platón de la existencia de vacío en el que convierte al vacío en la materia del espacio del universo diciendo que la materia no es separable del cuerpo. El vacío no existe, ni como algo separable de los cuerpos ni como algo inseparable de ellos, pues no es un cuerpo, sino la extensión de un cuerpo.

    Defiende más tarde que para explicar el desplazamiento espacial no se necesita el vacío, pues al moverse los cuerpos se van reemplazando unos a otros. Explica la contracción de los cuerpos como expulsión de algo interno. Para el crecimiento de los cuerpos da dos causas: penetración de algo externo y alteración interna.

    Considera así refutados los argumentos usuales a favor de la existencia del vacío.

    Teniendo en cuenta estas ideas, vamos a explicar en que consistía la teoría continuista de Aristóteles:
    • Los átomos no existen.
    • No hay límite para dividir la materia.
    • Si las partículas, llamadas átomos, no pueden verse, entonces es que no existen.
    • Todas las sustancias están formadas por las combinaciones de los 4 elementos básicos: agua, aire, tierra y fuego.

    En esta imagen podemos observar la idea que tenía Aristóteles obre el átomo:

    Como Aristóteles era un sabio, la gente aceptaba la teoría de los cuatro elementos y el avance del estudio de la materia quedó estancado durante varios siglos.

    Referencias:

    https://modelosatomicosblog.wordpress.com/teoria-continuista/
    http://fundacionorotava.org/bachillerato/filosofia/aristoteles/la-fisica-de-aristoteles-iv-el-vacio/

  2. Daniel Carrasco Baltasar

    De la cosmología aristotélica me llama la atención el concepto primer motor inmóvil y por tanto el concepto de Dios para Aristóteles.

    En la obra Metafísica, libro XII, Aristóteles define a Dios como:

    “Dios es un ser sustancial, realmente existente ,Acto puro, eterno, no sujeto a cambios de ninguna clase, por ello inmóvil, pero principio de todo movimiento, distinto de todo lo sensible, inmaterial, indivisible, impasible, inalterable, incorruptible, dotado de poder infinito, cerrado a todo lo exterior a sí mismo, que posee en grado sumo y con una plenitud inimaginable, la belleza, la inteligencia y la felicidad.”

    Aristóteles para probar la existencia de Dios utiliza varios argumentos, pero el más conocido es el basado en el concepto de movimiento o cambio (predicamento cosmológico): para que se produzca el cambio o movimiento eterno ha de existir una sustancia eterna capaz de producir ese movimiento. Pero no podemos retrotraernos al infinito para buscar las causas de las causas, por lo que debe existir un primer motor inmóvil.

    Este primer motor es la causa final del movimiento, el reposo, al que tiende todo el universo.

    Pero para Aristóteles Dios no aparece como el creador del mundo.

    Referencias:
    http://arvo.net/filosofia-sobre-dios/teologia-natural-de-aristoteles-al-personalismo/gmx-niv585-con12256.htm
    https://quijotediscipulo.wordpress.com/2012/05/28/dios-en-la-filosofia-de-aristoteles/

  3. IGNACIO ESCRIBANO DIAZ-MAROTO

    De este tema lo que más curioso me parece es el rechazo al vacío por parte de Aristóteles y la concepción del mismo de un universo dividido en esferas. De estos dos conceptos me surgió una duda, ¿Que hay entre las esferas de los planetas?. Conocemos que Aristóteles sabía muy lejanas unas de otras y según su teoría no podía extir el vacío entre ellas. La respuesta era el éter, material que componía el mundo supralunar.

    El éter aristotélico era un elemento más sutil y ligero que los otros cuatro vistos (tierra, agua, aire y fuego) y cuyo movimiento era circular, a diferencia de los otros cuatro elementos, era por tanto un elemento más perfecto. Este material nos acompañará cambiando la concepción del mismo a lo largo de la historia hasta bien entrado el sigo XX cuando es refutado completamente por el experimento de Michelson y Morley. A este material se le darán propiedas casi mágicas durante la historia como una densidad cercana a cero y un coeficiente de elasticidad infinito.

    Más información y referencias en:
    https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89ter_(f%C3%ADsica)
    https://historiaybiografias.com/eter/
    http://www.webdianoia.com/aristoteles/aristoteles_fis.htm

  4. Miriam Fernández Rodríguez

    Del post que se ha colgado en este blog con el tag “Aristóteles”, me ha resultado muy curioso darme cuenta de cómo la física desarrollada por Aristóteles explica nuestra realidad más cotidiana a pesar de haber sido desarrollada hace más de 2000 años. Y como, sin embargo, la física newtoniana, mucho más reciente y siendo la cual estudiamos durante toda nuestra etapa escolar, casa sobre el papel.

    Además, ha llamado mi atención de este cuarto tema del curso los cuatro elementos de Aristóteles. Por ello, quise investigar un poco más acerca de cómo llegó Aristóteles a concluir que esos eran los cuatro elementos esenciales de La Tierra:

    Aristóteles (384 a.C -322 a.C) se basó en la teoría de las cuatro raíces de Empédocles (cerca 450 a.C). Dicha teoría se postuló juntando el aire de Anaxímenes, el agua de Tales de Mileto, el fuego de Heráclito y la tierra de Jenófanes. Por tanto, Aristóteles ratificó esta teoría, pero denominando a esas cuatro raíces los cuatro elementos, siendo éstos los entes esenciales de la Tierra. Y así fue como pudo desarrollarlos en:

    -Aire: húmedo y caliente a la vez
    -Agua: fría y húmeda a la vez.
    -Fuego: es caliente y seco a la vez.
    -Tierra: seca y fría a la vez.

    Esto es lo que viene explicado en la siguiente imagen y que se corresponde con el esquema desarrollado en clase:

    Asimismo, Aristóteles ha tenido una gran influencia en la historia de Occidente a través de sus estudios y observaciones científicas. Además, es considerado como el padre de la lógica y de la biología, aunque abarcó todas las áreas de pensamiento y ciencia del momento. Por ello, he querido conocer de manera un poco más profunda su pensamiento y refrescar un poco mi memoria sobre la filosofía estudiada en bachillerato. Para ello, a continuación, os dejo un enlace en el cual se explica los aspectos más importantes de su pensamiento.

    https://www.biografiasyvidas.com/monografia/aristoteles/filosofia.htm

  5. Samuel García Kramer

    En estas últimas clases hemos tratado la estructura del mundo de Aristóteles y su teoría del movimiento. Estando Dios como primer motor que impulsa todo, esto me ha llevado a preguntarme como podían estar en movimiento continuo los astros y las esferas celestes y que la Tierra estuviera quieta. Aristóteles en su séptimo y octavo libros de la física aborda este tema, poniendo como ejemplo:
    “Tomemos AC para indicar lo que se mueve por sí mismo y no por el movimiento de alguna de sus partes. Ahora bien, primero, suponer que AC está en movimiento por sí mismo porque se mueve como un todo y no es movido por nada externo es como si, en el caso de que DE mueva a EF y esté, a su vez en movimiento, se negase que DEF que es movido por algo por que no es evidente cuál es la parte que mueve y cuál la que es movida. Además, lo que esté en movimiento sin ser movido por algo no cesaría de estar en movimiento porque alguna otra cosa esté en reposo; pero tendrá que ser movido por algo si está en reposo porque algo ha cesado en su movimiento”
    Quedando por tanto demostrada la compatibilidad del reposo y el movimiento de la Tierra y las esferas celestes.
    Bibliografía:
    ARISTÓTELES, Física. traducción de Guillermo R. de Echandía. Madrid, Gredos, 1995.
    https://lacavernadefilosofia.files.wordpress.com/2008/10/fisica_de_aristoteles.pdf
    http://fundacionorotava.org/bachillerato/filosofia/aristoteles/la-fisica-de-aristoteles-vii-el-movimiento-contact/
    http://www.mercaba.org/FICHAS/ARVO2/aristoteles_el_universo_y_dios.htm

  6. Alberto Fernández Martín

    Del tema expuesto esta semana en clase me ha parecido interesante la teoría del Ímpetus.
    Como se ha explicado en clase Aristóteles diferenciaba entre dos tipos de movimiento, natural y forzado. Para la teoría del Ímpetus vamos a centrarnos en el movimiento violento, que sucede cuando un cuerpo es desplazado de su posición natural de reposo.
    Aristóteles creía que la fuerza responsable del movimiento tenía que estar en contacto físico directo con el objeto a mover, esto se puede entender mejor si observamos un arco, la cuerda del arco es la encargada de originar el movimiento al soltar la cuerda. Pero Aristóteles completaba la teoría diciendo que además activaba el espacio que rodeaba al objeto, en el caso del ejemplo anterior el aire, dicho aire mantenía la fuerza. La cual iba disminuyendo debido a la resistencia del medio, hasta que la flecha cayera al suelo cuando su valor llegara a cero.
    Esta teoría que proponía Aristóteles comenzó siendo refutada por John Philoponus que creía que el medio no podía ser el agente o la causa del movimiento forzado. Se basaba en que si lo que decía Aristóteles fuera verdad sería posible mover una flecha simplemente agitando el aire detrás de ella. Concluyó entonces que el movimiento forzado ocurría debido a que el que originaba el movimiento transmitía al objeto una energía cinética, que posteriormente sería conocida como ímpetu.
    La idea propuesta por John Philoponus fue desarrollada por estudiosos islamistas. Ibn Sina propuso que los objetos recibían un impulso directamente proporcional a su peso y que, si no hubiera resistencia externa, el impulso permanecería indefinidamente en el objeto. Posteriormente, Ibn Bajja, negó la teoría de Aristóteles de que la velocidad era inversamente proporcional a la densidad del medio, llegando a concluir que las diferentes velocidades de los objetos no eran resultado de un medio externo.
    Estas teorías cayeron en el olvido hasta el s.XIV, que comenzaron a tomar reconocimiento y la teoría fuera completamente desarrollada por Jean Buridan.
    La teoría del Ímpetus de Jean Buridan, interpretó el Ímpetus como una fuerza motora que se transfería a los cuerpos. Consideraba que su magnitud era directamente proporcional al peso del cuerpo y a la velocidad y siguió los postulados de Ibn Sina, considerando que si no existiera una resistencia externa un cuerpo en movimiento continuaría moviéndose indefinidamente a velocidad constante.

    Referencia:
    http://www.encyclopedia.com/science/encyclopedias-almanacs-transcripts-and-maps/aristotelian-physics-impetus-theory-and-mean-speed-theorem

  7. MARTA GOMEZ DE FIGUEROA PONTIGA

    En este cuarto tema de la asignatura, hemos estado hablando sobre el padre de casi todas las cosas, Aristóteles. Es por ello por lo que he podido recordar, que todos nosotros tuvimos que estudiar a este ‘autor’ en la asignatura de filosofía del instituto. A continuación, volviendo a mirar mi libro y mis apuntes, me gustaría recordaros algunas de las cosas más interesantes sobre Aristóteles, desde un punto de vista más filosófico:

    NOTA: LAS PALABRAS QUE VAN ENTRE COMILLAS SON PALABRAS CLAVE QUE UTILIZABA ARISTÓTELES.

    Aristóteles decía que el ser se puede decir como ‘sustancia’ o ‘accidente’, decía que todas las cosas de la ‘physis’ (naturaleza) o bien son como sustancia o bien son como accidente. Las sustancias tienen realidades en sí mismas y no necesitan otra cosa para ser, mientras que los accidentes se dan en otra cosa (ens in alio). Estos accidentes afectan a las sustancias, y éstas, están debajo de lo que es (SUBstancia). Un ejemplo que puedo poneros es el de una mesa. Aristóteles diría que la mesa es la sustancia, el color y tamaño de la mesa serían los accidentes. La mesa no necesita otra cosa para ser, el color y el tamaño sí necesitan a la mesa para ser. Aristóteles también nos habló de las ‘categorías’, los distintos modos de ser. Él señala las siguientes: Sustancia, cantidad, cualidad, relación, acción, tiempo, lugar, posición, hábito y pasión.

    Aristóteles introduce los términos de ‘potencia’ y ‘acto’. Todos los seres naturales están en movimiento, la physis es el principio de movimiento y de cambio. Ser en acto significa que algo es en este momento, ser en potencia es lo que podría llegar a ser. Las cosas cambian porque tienen en sí una potencialidad. Un ejemplo que me gustaría poneros es el de un estudiante de ingeniería, este alumno es estudiante en acto, y es ingeniero en potencia.

    Aristóteles habló de la ‘Teoría Hilemórfica. Dice que todas las cosas están compuestas de materia y forma. No existe una sin la otra, sólo es posible separarlas mentalmente. Un claro ejemplo es el hombre, el cuerpo es la materia y el alma es la forma. También afirma, como vimos en clase, que todo cambio y todo ser tiene una causa y existen cuatro tipos: Materiales, formales, eficientes y finales. Llega un punto en el que se pregunta la necesidad de una sustancia ‘suprasensible’, y llegó a la conclusión de que debía existir un primer motor, inmóvil y eterno, por el cual se mueve todo lo demás. Dios es la sustancia suprasensible.

    Este filósofo distinguió tres tipos de almas y dijo que el alma es principio de vida: “Todo ser vivo tiene alma, pero no todos de la misma forma”. El ‘alma vegetativa’ es la propia de las plantas (se nutren, crecen y se reproducen), el ‘alma sensitiva’ es la propia de los animales (propiedades anteriores + conocimiento sensible) y el ‘alma racional’ es la propia del ser humano (propiedades anteriores + conocimiento intelectual y voluntad).

    Para finalizar, Aristóteles habla en su Ética de ‘fines útiles’ y ‘fines últimos’. Los primeros son medios para conseguir otros fines, por ejemplo, tomarse una aspirina (para eliminar algún dolor), los segundos, son fines queridos en sí mismos. El fin último para él es la ‘eudemonía’, la felicidad. La felicidad radica en el conocimiento, la contemplación.

  8. Daniel Cuesta Muñoz

    De lo tratado esta semana en clase, me ha llamado la atención el “experimento de Galileo en Pisa”, ya que como se comentó, fue la invención de un historiador posterior a propio Galileo.
    Este experimento consistía en subir a la famosa torre y soltar dos cuerpos con distinta masa, comprobando que al tocar el suelo lo hacían al mismo tiempo, y negando así la teoría de Aristóteles de que la velocidad de caída era proporcional al peso.
    Sin embargo, apareció un “enemigo” de Galileo, Giovanni Battista Riccioli, que sí realizó un experimento similar en la torre Asinelli de Bolonia, para desacreditar el trabajo de Galileo. No obstante, al tirar un objeto desde lo alto de la torre, observó como Galileo tenía razón (además obtuvo un valor de la gravedad de 9,6 m/s^2, un valor muy bueno para su época).

    También me gustaría añadir un vídeo que se realizó en la expedición del Apolo 15. En este vídeo se aprecia como al lanzar dos objetos (un martillo y una pluma) en ausencia de aire que roce con los cuerpos, ambos caen al mismo tiempo.

    Referencias:
    http://www.tecnoxplora.com/ciencia/divulgacion/galileo-tiro-nada-torre-pisa-experimento-mas-famoso-fisica-nunca-llego-hacer_2017030658bf46ee0cf2731343d4fd9d.html
    http://francis.naukas.com/2012/08/26/nota-dominical-el-experimento-de-galileo-en-la-torre-de-pisa-lo-realizo-riccioli-en-la-torre-asinelli-de-bolonia/

  9. Nacho López

    Como nos ha explicado el profesor en las últimas dos clases, Aristóteles estaba equivocado en muchos aspectos que se vieron mas adelante, pero su pensamiento penetro nuestra forma de ver el mundo durante 2000 años. Intentando entender como teorías erróneas fueron tan aceptadas durante tanto tiempo he estado indagando en varias páginas que explicaban que aunque hoy en día veamos algunas teorías suyas inverosímiles, eran teorías que en su momento explicaban lo que sucedía con muy pocos errores y con eso bastaba. Os dejo una página en la que aparecen algunos errores cometidos por Arístoteles pero que fueron tomados como válidos y hoy en día sabemos que no eran así.

    Espero satisfacer la curiosidad de los que les haya interesado este tema.
    Enlace: http://curioseadores.blogspot.com.es/2013/08/los-errores-de-aristoteles.html

  10. Isabel Esteban Pascual

    En este cuarto tema del foro ya se ha hablado de los dos mundos en los que se encuentra dividido el universo según Aristóteles y me he querido informar sobre las esferas que según Aristóteles proporcionaban el movimiento a los planetas.
    El primero en introducir el concepto de esferas fue Eudoxo de Cnido que desarrolló un modelo planetario en el que la luna y el sol se movían mediante tres esferas homocéntricas, y Saturno, Júpiter, Marte, Venus y Mercurio mediante cuatro, habiendo 26 esferas en total.
    Posteriormente, Calipo que fue un discípulo de Eudoxo modificó este sistema considerando que se necesitaban 33 esferas que proporcionaban los movimientos celestes usando cinco esferas en el caso del sol, luna, Mercurio, Venus y Marte y cuatro esferas para los modelos de Júpiter y Saturno.
    Mas tarde, Aristóteles desarrolló un modelo celeste en el que la tierra estaba en el centro del universo y los planetas eran movidos por 55 esferas interconectadas que formaban un sistema planetario unificado. Aristóteles introdujo 22 esferas más al sistema de Calipo debido al comportamiento errante de los planetas de la Luna y del Sol a diferencia del movimiento uniforme y regular de las estrellas.
    El motor inmóvil causa el movimiento de las estrellas fijas y se va degradando a medida que nos acercamos al mundo sublunar el cual está dominado por la corrupción. Para poder explicar la acción del motor inmóvil como causa final Aristóteles dotó de alma a las esferas intermedias: dichas esferas aspiran a ser perfectas como el motor inmóvil, y es esa aspiración la que mueve el universo; pero, para poder aspirar a esa perfección, han de tener alma.
    A continuación, dejo una imagen del sistema celeste que desarrolló Aristóteles, donde menos la luna, cada astro posee esferas que contrarrestan el movimiento de las esferas primeras.

  11. Francisco Javier Galarza Sánchez

    Durante la explicación de las similitudes aparentes entre el modelo de Aristóteles que explicaba el movimiento con las leyes de newton se comento que realmente era difícil ver la aceleración de la que hablaba Newton. Esto era debido a que existían diversas fuerzas (las de rozamiento) que se oponían al movimiento y que terminaban por igualarse a las que lo originaban y hacían así un movimiento uniforme.

    Al parecerme que podría resultar curioso saber algo mas, he buscado la ecuación que gobierna la fuerza de rozamiento en un fluido, en este caso de ejemplo el aire ya que si hacemos un modelo podáramos despreciar la fuerza ejercida por el empuje del mismo.

    F_r=(1 )/2 ρAβv^2

    Esta se tiene que es un medio de la densidad del fluido por el área de la sección del cuerpo que cae por un factor que depende de la forma del mismo y por la velocidad al cuadrado, todo ello partido por dos.

    Si hacemos equilibrio de fuerzas con la de la gravedad suponiendo caída libre, podemos llegar a calcular la velocidad a la no se aceleraría mas el cuerpo, la velocidad terminal.

    Para hacer un poco de números gordos, podemos tomar como constantes todos los valores como el de la gravedad, la densidad del aire y el área del cuerpo. Además para que tenga algo más de interés, pondremos a una figura humana para hacer los cálculos.

    Al final obtenemos una velocidad de 45m/s lo que en kilómetros por hora serian unos 160 Km/h. estos datos son muy similares a los valores que se pueden encontrar por Internet dejo aquí debajo los valores por si le pudiera interesar a alguien, espero no haber cometido ningún fallo gordo.

    M=80Kg g=9.8m/s^2 ρ=1.29Kg/m^3 A=0.6 m^2 β=1

    Estos dos últimos datos dependen de la posición de la persona en caída, estos en particular son para una caída con el cuerpo totalmente perpendicular a la dirección de caída, con lo que la velocidad podría aumentar si se reduce la sección perpendicular, por ejemplo poniéndose en posición fetal.

  12. Fernando Moreno Vicente

    Durante la última semana hemos tratado de manera continua el tema de la fuerza de rozamiento y de su difícil compresión para el ser humano desde hace siglos hasta hoy día, porque si hoy le preguntas a alguien como explicaría la fuerza de rozamiento, seguramente habría respuestas de lo más variadas. Por eso voy a hacer una especie de cronología de los descubrimientos acerca de la fuerza de rozamiento a lo largo de los años que han propiciado a que hoy la estudiemos como la estudiamos.

    La historia marca que la primera persona que estudió la fuerza de rozamiento fue Leonardo da Vinci (1452-1519), su estudio consistió en deducir las leyes que gobiernan el movimiento de un bloque rectangular cuando éste se desliza sobre una superficie plana, aunque dicho estudio pasó desapercibido en aquella época.

    Cerca de un siglo después el físico francés Guillaume Amontons (1663-1705), redescubrió las leyes de rozamiento para ello estudió el deslizamiento seco de dos superficies planas. Gracias a este estudio llegó a las siguientes conclusiones:
    – La fuerza de rozamiento se opone al movimiento de un bloque que se desliza sobre un plano.
    – La fuerza de rozamiento es proporcional a la fuerza normal que ejerce el plano sobre el bloque.
    – La fuerza de rozamiento no depende del área aparente de contacto.
    Conocimientos similares a los estudiados por todos en nuestra época de instituto.

    Años después Charles-Augustin de Coulomb (1736-1806) añadió una propiedad más a las ya descubiertas por Amontons:
    – Una vez empezado el movimiento, la fuerza de rozamiento es independiente de la velocidad.
    – La fuerza de rozamiento tiene sentido opuesto al movimiento (a la velocidad).

    Son prácticamente los conceptos que hoy en día vemos para entender de una manera sencilla y práctica la fuerza de rozamiento.

  13. José Suárez Muñoz

    Revisando opiniones de distintos sitios web la amplia mayoría coincide en que Aristóteles es el gran precursor de la ciencia actual, y que con él comenzó la evolución de la ciencia. Sin embargo, también he leído algunas opiniones en contra de este argumento, catalogándole como un “ignorante de la ciencia” y en ocasiones, como un “loco”.
    Pero lo que más me ha llamado la atención son los motivos que ellos mismos exponen para desacreditar a Aristóteles, los cuales, aunque ahora parezcan errores de bulto, en aquella época no lo eran.
    Algunos de estos argumentos en contra son:
    -Pensaba que el cerebro no recibe sangre y es la parte más fría del cuerpo.
    -El género macho de los humanos, cabras y cerdos tiene más dientes que la hembra.
    -La sangre del hombe es menos espesa y oscura que la de la mujer.
    -La mitad izquierda del cuerpo es más fría que la derecha.
    Y, los más importantes como hemos comentado en clase:
    -La Tierra era el centro del Universo.
    -El vacío no existe.
    Por todos estos errores, hay gente que cataloga a Aristóteles de ignorante o de fraude de la ciencia, pero hay que tener en cuenta que Aristóteles vivió en el siglo IV a.C, y sus pensamientos marcaron la forma de ver el mundo durante 2000 años.

  14. Pablo Gómez Almendros

    Todos sabemos que uno de los primeros problemas filosóficos es el problema del movimiento. Aristóteles, a quien estudiamos durante las clases de esta semana, consideraba el movimiento como el paso del ser al no ser en potencia y un paso del no ser al ser en acto. Dicho movimiento se consideraba como consecuencia de una causa y, esta causa podría ser o bien la causa eficiente, la causa material, la causa formal o la causa final.
    Pero antes de continuar explicando las diferentes causas debemos aclarar dos conceptos citados anteriormente: el ser en acto y en potencia. Por ser en acto Aristóteles se refería a la sustancia tal y como se nos presenta y la conocemos en un momento determinado y, por ser en potencia, se entiendía el conjunto de capacidades o posibilidades de la sustancia para llegar a ser algo distinto de lo que actualmente era.
    Dicho esto pasamos a profundizar en las distintas causas:
    -Causa eficiente: Es el principio del cambio o del movimiento. Es decir, es aquel agente que produce un movimiento o cambio.
    -Causa material: Es aquélla de la cual algo nace o surge o llega a ser, es algo totalmente indeterminado, como por ejemplo la piedra, madera,…
    -Causa formal: Es la idea o paradigma de la que depende lo específico de cada ser, es decir, la esencia del objeto o la esencia del ser. Esta causa determina la materia.
    -Causa final: Es la realidad o fin hacia el cual un ser se dirige. Es el acto perfecto, la meta de un ser.

    Siguiendo con el pensamiento aristotélico, ahora nos centraremos en su postulado sobre los cuatro elementos.
    Para Aristóteles había cuatro elementos básicos en el mundo que formaban toda la materia, incluido el cuerpo humano, que los contenía en gran medida. Estos elementos eran la tierra, el agua, el aire y el fuego, pues todo cuanto se veía en el mundo estaba compuesto por ellos.
    Esta teoría encuentra su origen en los filósofos presocráticos y fue considerada tan importante que durante más de dos mil años tan sólo algún osado se atrevió a negarla (es interesante el comentario de José Suárez que expone algunos motivos generales en los que se intenta descreditar al filósofo). Sin embargo, no fue exactamente Aristóteles quien propuso estos elementos -ya anteriormente Empédocles (cerca del 450 a.C.) habló de ellos-, si no que fue quien los unió en lo que se conoció como la física aristotélica. Cada elemento fue propuesto como origen de todas las cosas por distintos filósofos: Tales de Mileto, el agua; Anaxímenes, el aire; Heráclito, el fuego; Jenófanes, la tierra.
    Aristóteles postulaba lo siguiente:
    -La tierra: Los metales y las rocas eran las que formaban en gran parte este elemento. Era considerado un elemento pasivo y femenino. Sus características principales eran la “frialdad y sequedad”.
    -El aire: Estaba compuesto por gases y vapores. Podía transformarse en otras cosas a partir de la condensación y la rarefacción. Sus principales características eran la “humedad y calor”.
    -El fuego: Asociado a la energía. Sus características eran el “calor y sequedad”.
    -El agua: Asociada a todos los líquidos. Sus características eran la “frialdad y humedad” y Aristóteles sostenía que “ocupa un espacio entre el aire y la tierra en las esferas elementales”.
    Aristóteles porponía que estos cuatro elementos tenían la propensión a juntarse entre sí y que la única manera de impedirlo era a través de una fuerza que los separase.

    Tal y como hablamos en clase, sabemos que los elementos citados anteriormente se pueden relacionar con la teoría de los cuatro humores, propuesta por primera vez por el médico griego Hipócrates.
    Dicha teoría se basaba en el supuesto de que el cuerpo humano estaba compuesto por cuatro sustancias básicas (los denominados “humores”) y que los equilibrios y desequilibrios en las cantidades de estas sustancias en un organismo determinaba la salud del mismo.
    Cada uno de ellos expresaba características físicas concretas, aunque algunos pensadores creyeron que serían capaces de explicar, también, las tendencias de la conducta y de la vida mental.
    – La bilis negra, vinculada al elemento tierra.
    -La sangre, vinculada al elemento del aire.
    – La bilis amarilla, ccorrespondiente al elemento del fuego.
    -La flema, relacionada con el agua.

    Debido a todo ésto, debemos agradecerle no sólo a Aristóteles, si no a todos los filósofos, médicos y demás pensadores su labor, aunque fuese o no errónea, ya que sin sus avances jamás habríamos podido llegar a donde estamos hoy.

  15. Gonzalo Castellanos Otero

    A lo largo de este tema hemos estado hablando de como veia Aristóteles el mundo, y aunque en más de una ocasión alguna de sus teorías me han parecido descabelladas, hay que contar con el hecho de que han pasado ya mas de 2000 años desde que esas teorias fueron formuladas. He estado indagando acerca de los diversos temas planteados y he encontrado algunas páginas en las que me ha gustado la forma de explicar como veia Aristóteles el tema en concreto. El que más me ha llamado la atención ha sido sin duda el tema de la física según Aristóteles y de cómo terminó siendo refutado por Galileo.

    También he de añadir que he estado investigando acerca e la teoría del impetus que mencionamos en clase. Es bastante interesante ya que se aproxima bastante a la idea de aceleración. Como dijimos en clase fue desarrollada por cientificos de Oxford y Paris del siglo XIV, y aqui me ha destacado el nombre de Juan Buridan. Dejo aqui un texto con su explicación obtenido de “https://historiadelaciencia.idoneos.com/367044/” :

    “Juan Burdian(1300-1358) pensó que, a diferencia de lo que postulaba la física aristotélica, el aire no empujaba a los objetos en movimiento, sino que por el contrario, los frenaba. El motor imprime en el móvil una cierta fuerza (el ímpetus) que actúa sobre el cuerpo dándole una cualidad y manteniendo su velocidad. Esto es lo que afirma su Teoria del ímpetus es algo similar al concepto actual de energía cinética.

    De acuerdo esta teoría forulada por Burdian, el ímpetus éste se reduce debido a la resistencia del aire y la gravedad natural, concepto que evidencia una aproximación al principio de “inercia”. A través de esta idea, explicó también la aceleración en caída libre, fenómeno que no encontraba explicación dentro del marco teórico aristotélico, proponiendo un modelo en el que la caída añadía “impetus” sucesivos al objeto móvil. Pero el “ímpetus”, de todas formas, era concebido como una “forma” recibida en la materia del cuerpo (de este modo, Buridán se esforzaba por conciliar la teoría del ímpetus con los principios aristotélicos) y de este modo se buscaba explicar que se pudiera lanzar más lejos una piedra que una pluma, porque cuanto más materia poseyera un cuerpo, tanto mayor sería el ímpetus que este pudiera recibir. Cabe destacarse que Ockham postuló su discrepancia respecto a este tipo de explicaciones: tal como sostenía el aristotelismo, el movimiento no es una potencia actualizada sino simplemente la existencia sucesiva de un cuerpo en diferentes lugares, de manera tal que no es nada distinto del mismo cuerpo y por lo tanto no requiere ningún añadido para buscar una explicación al fenómeno. Hay quienes ven en esta idea un antecedente a la formulación del principio de “inercia” porque el cuerpo impulsor no hace sino cambiar su estado de reposo o velocidad uniforme del cuerpo móvil.”

  16. Roberto Yergas Amelkin

    Esta semana me ha parecido muy interesante el concepto de “éter”. Según los griegos, era una sustancia brillante y ligera que respiraban los dioses, mientras que los mortales respiraban aire.
    Aristóteles sostuvo que el mundo supralunar (incluida la Luna) estaba compuesto por éter (el quinto elemento) y que era más perfecto que la tierra, el agua, el aire y el fuego. Además, decía que el movimiento natural del éter era circular, a diferencia del movimiento natural de los otros cuatro, que era rectilíneo.
    Mucho más adelante, en el siglo XIX, Maxwell había propuesto que la luz era una onda transversal pero como parecía difícilmente concebible que una onda se propagase en el vacío sin ningún medio material que hiciera de soporte, se postuló que la luz podría estar propagándose realmente sobre una hipotética sustancia material (con densidad ínfima y un gran coeficiente de elasticidad), para la que se usó el nombre de éter. En esta época el concepto de éter se incluía de manera semejante al moderno concepto de campo magnético.

  17. Santiago Buil Pérez

    Las últimas clases se han centrado en Aristóteles y su visión de como era el Mundo.

    Un tema importante de su conocimiento es el movimiento, cuyo núcleo de la teoría aristotélica del movimiento es que si hay movimiento, hay fuerza. Pues bien, esto persiste en la teoría del ímpetus. Con Aristóteles, el motor era externo al cuerpo movido, según esto, cuando lanzas una piedra, en un primer momento,el motor era la mano, cosa muy razonable, pero cuando seguía moviéndose la piedra durante su recorrido por el aire, qué o quién lo movía. Aristóteles afirmó que el motor de ese movimiento era el aire.

    “Un señor llamado Buridan pidió que alguien tuviera la amabilidad de explicarle por qué cuando lanzaba una pluma ésta caía enseguida y en cambio si lanzaba una piedra ésta llegaba bastante lejos. En efecto, si el motor es el aire, ¿no le debería de ser más fácil de mover la pluma que la piedra? La solución la dio el mismo Buridan: el motor no es el aire, sino el ímpetus (impulso) que se ha imprimido en la piedra cuando se ha lanzado. O sea que cuando pones un cuerpo en movimiento, se le transmite un cierto ímpetus que le permite seguir moviéndose porque es su motor. Este ímpetus recuerda a la inercia, y ciertamente es un claro antecedente de este concepto, pero en realidad lo único que hemos hecho ha sido sacarnos de la manga un motor que no encontrábamos en el aire. Pues si no está en el aire, estará dentro del cuerpo. Y como antes de moverlo yo, el cuerpo no se movía, pues debe de ser que yo he transmitido este motor al cuerpo.

    La teoría del ímpetus no solo explica el movimiento de la piedra. También explica la caída acelerada de los cuerpos sobre la Tierra. Un cuerpo empieza a caer por efecto de la gravedad, y la gravedad transmite ímpetus al cuerpo. En el siguiente instante, el cuerpo ya no solo cae por la gravedad, sino también por el ímpetus almacenado. De esta forma, el objeto se va acelerando.

    Además, la teoría unificaba dos mundos diferentes para Aristóteles: el cielo y la Tierra. El cielo era el terreno de las cosas eternas e incorruptibles para Aristóteles, mientras que la Tierra era el mundo de lo cambiante y variable. Las leyes de uno no aplican sobre el otro. A menudo se dice que fue Newton el gran unificador de las leyes del cielo y la Tierra, con sus leyes del movimiento y la gravitación. Sin embargo, anteriormente Buridan ya se atrevió a aplicar la teoría del ímpetus a los cuerpos celestes, explicando su movimiento circular diciendo que una vez puestos en movimiento por Dios, su ímpetus se conservaba para siempre, puesto que no había ningún rozamiento u otra causa para modificar el movimiento. Aquí vemos otra diferencia del ímpetus respecto a la inercia. La inercia es rectilínea siempre, mientras que el ímpetus puede provocar movimiento circular. De todas formas, otros autores como Benedetti dirán que solo hay conservación de ímpetus rectilíneo, acercando esta idea a la inercia (aunque alejándola de otros conceptos similares al ímpetus de Buridan, como energía cinética).”

    Referencia:
    http://batallitasdelaciencia.blogspot.com.es/2014/08/el-rozamiento-en-la-teoria-del-impetus.html

  18. Javier Ruiz García

    Hemos hablado sobre Hiparco y sus grandes aportaciones al conocimiento, pero, de acuerdo con investigadores, hasta pudo estar diseñado el Mecanismo de Anticitera, o al menos, haber contribuido en su construcción
    El mecanismo de Anticitera es un antiguo “reloj” analógico construido entre los años 200 a.C. y 100 a.C. Este artilugio fue encontrado, junto con estatuas de bronco y mármol, vasijas, vidriería, joyas y monedas, entre 1900 y 1901 en un antiguo naufragio próximo a la isla griega de Anticitera. Hoy en día, todas sus partes conocidas se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas.

    Este “reloj” era un calendario astronómico que permitía predecir eclipses, posiciones astronómicas y seis certámenes griegos importantes para la época: los Juegos de Olimpia, los Juegos Píticos, los Juegos Ístmicos, los Juegos Nemeos, los Juegos de Dodona y, por último, los Juegos de Rodas. Debido a la complejidad del instrumento, se cree que no hubo algo similar hasta el siglo XIV.

    ¿Ahora bien, por qué pudo estar implicado Hiparco en su construcción? Las vasijas estaban construidas con un estilo típico de Rodas, puerto comercial en el que vivía Hiparco de Nicea. Además, la manera en la que se representa el movimiento de la Luna sigue el modelo de Hiparco, que a su vez se basó en los modelos de excéntrica móvil y de epiciclo. Sin embargo, estos modelos no fueron del todo asegurados por Hiparco, ya que estudió y dio una duración para el mes sinódico (tiempo que tarda la Luna en llegar a la misma posición respecto al sol) de 29 días, 1 horas, 44 muntos y 2,5 segundos (su error fue de 1 segundo respecto a la medida actual) y vio que no duraría lo mismo con ese modelo. Aún así, como hemos visto en otros temas, fue capaz de dar una medida bastante exacta del tamaño de la Luna y de la distancia a la Tierra de esta última.

  19. Martha Chaillo

    Me ha parecido realmente interesante relación de los cuatro elementos con los cuatro humores de Hipócrates que nos ha llevado a estudiar más los hábitos de la psicología con enfoque a la personalidad, y sobre todo, que se convirtió en una parta grande de la medicina antigua. Me sorprendió la forma de Hipócrates de conectar los cuatro elementos fundamentales (fuego, agua, tierra y aire) a el organismo humano. Especialmente la idea que los grados de humedad o sequedad y los grados de temperatura tengan alguna relación con los humanos.
    Como aprendimos en clase, Hipócrates adapto la idea que todo lo que existe en el mundo está compuesto por cuatro elementos combinados entre si para defender que el cuerpo humano también está formado por 4 humores, o sustancias básicas (sangre, flema, bilis amarilla, bilis negra). Y como Hipócrates era médico, estas ideas entraron al campo de medicina ya que él decía que, si se encuentran estas sustancias en equilibrio en nuestro cuerpo, somos sanos y si no, un desequilibrio de los humores produciría enfermedades. En aquellos tiempos pensaban que todas las enfermedades de las personas eran por un desequilibrio, ya sea exceso o déficit, de los humores y que los humores cambiaban según la dieta y estilo de vida. Los tratamientos eran también en base a estas ideas; se aplicaban medicinas frías para las “enfermedades calientes” y remedios secos para las enfermedades “húmedas”. También decían que la alimentación era uno de los factores más importantes. Por ejemplo, si alguien estaba melancólico (bilis negra: fría y seca como vimos en clase) se tenía que comer alimentos calientes y húmedos. Esto me ha llamado la atención porque hoy en día hay un movimiento enorme para ensenar la importancia de alimentación relacionada con el bien estar y la salud de uno. Esto es impresionante ya que hoy tenemos muchísima tecnología para estudiar el impacto de lo que consumimos, pero en esa época Hipócrates no tenía las herramientas que tenemos hoy.

  20. Marco Alonso Cámara

    Cuando hablábamos sobre la física de Aristóteles me resultaba curioso cómo era capaz de dar explicación a ciertos fenómenos con argumentos puramente lógicos. Entiendo perfectamente que las bases de su pensamiento siguieran vigentes hasta la revolución científica.

    Sin duda, una de las explicaciones que me parecen más interesantes es la de la no existencia del vacío. Aristóteles afirmaba que la definición del “vacío” entraba en contradicción con la del “espacio”, luego lógicamente, el vacío no podía existir. La naturaleza aborrecía el vacío, de ahí nació la expresión “HORROR VACUI”, con la cual Aristóteles daba explicación a muchos fenómenos antes inexplicables.

    El vacío “empezó” a existir de la mano de físicos como Torricelli o Pascal a mediados del siglo XVII. Hasta entonces, la idea del miedo al vacío impregnó el arte hasta tal punto que hoy en día entendemos el barroco como su máxima expresión. Durante este período, las obras de arte estaban excesivamente sobrecargadas porque los artistas querían rellenar todos los espacios vacíos.


    Bote de Zamora, ejemplo del “Horror Vacui”

    Torricelli fue el primero en demostrar la existencia del vacío con su famoso experimento de la columna de mercurio; sin embargo, fue Blaise Pascal el que verdaderamente documentó detalladamente el final del “horror vacui”. Pascal fue realmente crítico con el pensamiento aristotélico, no concebía la idea de que la naturaleza fuera tan caprichosa como para “temer” al vacío.
    De hecho, Pascal decía que si la naturaleza aborrecía el vacío, “¿Lo aborrece más en París que en Chamonix?”. El físico planteaba esta pregunta porque en 1646 había repetido los experimentos de Torricelli en lugares como el monte Puy de Dôme, demostrando así que la atmósfera pesaba menos a mayores altitudes. En su libro “Blaise Pascal: la certeza y la duda”, Francisco Díez del Corral Zarandona recoge muy bien la actitud escéptica de Pascal con respecto al pensamiento aristotélico: “Pues si para él ese espacio aparentemente sin nada que aparecía en el tubo de mercurio invalidaba la tesis del pleno y autorizaba, al contrario, la hipótesis opuesta, para esos “simplistas”, desde su presunción dogmática, lo aparentemente vacío estaría en realidad lleno de un “aire sutil” que habría entrado por los poros como un efecto más del horror vacui. Algo así como el mecanismo de defensa de la naturaleza ante la aparición del vacío y la prueba, al tiempo, de la imposibilidad de esa aparición”.


    Blaise Pascal

    Tras realizar sus experimentos, Pascal recogió todos los resultados en varios tratados, como el “Tratado del equilibrio de los líquidos” y el “Tratado sobre la pesantez de la masa del aire”. Se cree que Pascal pensó en realizar una gran obra titulada “Tratado sobre el vacío”, de la que actualmente sólo se conoce el prefacio.
    A continuación os dejo el enlace al prefacio (está en francés, pero el traductor de Google hace maravillas):
    https://www.ac-grenoble.fr/PhiloSophie/logphil/oeuvres/pascal/vide/vide1.htm

    REFERENCIAS UTILIZADAS

    http://pioneros.puj.edu.co/cronos/crono3/siglodelarazon/vacio2.htm
    https://es.wikipedia.org/wiki/Blaise_Pascal
    https://es.wikipedia.org/wiki/Horror_vacui
    https://culturacientifica.com/2014/01/14/del-vacio/
    http://www.hablandodeciencia.com/articulos/2013/01/21/del-horror-vacui-a-hooke-historia-del-vacio-y-la-presion-atmosferica/
    http://ciencia-arte.blogspot.com.es/2011/03/horror-vacui.html
    “Blaise Pascal: la certeza y la duda”. Francisco Diez del Corral Zarandona. Enlace web, https://books.google.es/books?id=XGydqH0BXIYC&pg=PA124&lpg=PA124&dq=pascal+horror+vacui&source=bl&ots=K8JvwheD3Y&sig=vvW-_rWV5sBfMTqqmWmIclu72co&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwjn0rWT3-_WAhUIWRQKHfQDBSIQ6AEIbzAQ#v=onepage&q=pascal%20horror%20vacui&f=false

  21. JuanMS

    Maite Herce, creo que la imagen que mencionas no la has enlazado. Por otra parte, yo no diría que “la gente aceptaba la teoría de los cuatro elementos” simplemente porque Aristóteles era un sabio: en su época, su visión del mundo era la más completa y con más poder explicativo. Los átomos de Demócrito eran pura especulación; incluso en el siglo XIX físicos muy respetables, como Mach, eran contrarios a la existencia de los átomos.

    Daniel Carrasco, ¿qué quieres decir con “Este primer motor es la causa final del movimiento, el reposo, al que tiende todo el universo.”?

    Ignacio Escribano, ya que citas a Michelson y Morley, me autocito (también para Roberto Yergas, que menciona el éter electromagnético de Maxwell),:
    https://detalesanewton.wordpress.com/2016/01/24/el-interferometro-de-michelson-de-la-relatividad-especial-al-escandalo-volkswagen/

    Miriam Fernández, gracias por la ilustración, que, efectivamente, viene a ser el esquema que vimos en clase, pero en bonito y medieval.

    Samuel García, Aristóteles leído en sus propias palabras es realmente difícil de comprender, pero el párrafo que nos traes bordea lo incomprensible (no sé si hay algún error en la traducción o al escanearlo…). ¿Dirías que con eso queda demostrada la compatibilidad del reposo de la Tierra y el movimiento y las esferas celestes?.

    Alberto Fernández, un buen resumen sobre la teoría del ímpetus y sus precedentes, gracias.

    Marta Gómez de Figueroa, es una buena idea repasar lo que aprendimos en el Bachillerato de Aristóteles como filósofo.

    Daniel Cuesta, el video del Apolo 15 es un clásico, gracias. Y efectivamente, Riccioli hizo el experimento y en un rasgo de honradez y buna praxis dio la razón a Galileo, aunque fue tiempo después. También yo hablo de ello aquí:
    https://detalesanewton.wordpress.com/tag/torre-de-pisa/
    Nacho López, el artículo que enlazas es correcto en muchos de los datos, pero cae en el error habitual de ver la historia desde detrás para adelante. Hoy sabemos que Aristóteles estaba equivocado en todas esas cosas, pero la cuestión no es esa, sino si, con los elementos de juicio de la época, era más razonable creer lo que decía Aristóteles que lo que decían los otros, por mucho que hoy sepamos que esos otros estaban en lo cierto. La mayoría de las veces, lo razonable era lo que decía Aristóteles, y sus rivales tenían evidencias muy endebles o eran directamente unos chiflados. Este es el problema de la “historia whig”, que es una plaga entre los libros de divulgación. Te dejo aquí un enlace con mis posts sobre este tema: https://detalesanewton.wordpress.com/tag/whigs/
    Ah, y el artículo que enlazas da por cierto que “Galileo llevó a cabo su experimento en la torre de Pisa…”. Cuando te encuentres esto, ya puedes dejar de leer, porque el autor no sabe de lo que habla.

    Isabel Esteban, Aristóteles añadió esferas al modelo de Eudoxo y Calipo pero no por el “comportamiento errante de los planetas” (y menos de la Luna y el Sol, que son poco errantes…), sino porque en lugar de considerar las esferas como un mero modelo matemático consideraba que tenían existencia real, y tenía que compensar el movimiento que unas transmitirían a las otras (algo que a Eudoxo y Calipo no les preocupaba porque consideraban cada planeta por separado, sin pensar en arrastre de uno por las esferas del otro).

    Francisco Javier Galarza, echo de menos una referencia para esa ley y los cálculos. Para una esfera que se mueve en un fluido, el rozamiento viene dado por la ley de Stokes; la fuerza es proporcional a la velocidad y al final eso da una velocidad terminal proporcional a R^2: https://en.wikipedia.org/wiki/Stokes%27_law

    Fernando Moreno, es curioso que nadie se acuerde de quienes descubrieron las leyes del rozamiento, a pesar de que todos las estudiemos desde el bachillerato… ¿quién iba a pensar que uno de ellos fue Coulomb?

    José Suárez, ya comentamos en clase que Aristóteles está mal visto entre muchos divulgadores científicos, pero cuando se señalan estos errores lo que se está haciendo es “cherry picking” (seleccionar lo que nos conviene de una obra inmensa) y se está perdiendo de vista la coherencia de un sistema impresionante por su capacidad explicativa.

    Pablo Gómez, gracias por el repaso a las causas y los elementos. Se echa de menos alguna referencia.

    Gonzalo Castellanos, no debes copiar material (para eso se inventaron los enlaces) y menos no decir de dónde lo copias: https://historiadelaciencia.idoneos.com/367044/

    Santiago Buil, copias casi literalmente lo que dice en tu referencia. Si no vas a añadir nada, basta con que pongas el enlace.

    Javier Ruiz, el Mecanismo de Anticitera es fascinante, aquí algún otro año ha habido comentarios con enlaces interesantes, puedes mirarlos en este enlace.

    Martha Chaillo, en realidad, mucha de la jerga de las “medicinas alternativas”, de la “nueva era”, etc, podría ser de Aristóteles. Desde luego, la manera de ver el mundo en términos de afinidades y oposiciones, de la enfermedad como desequilibrio, etc, casan muy bien con estos movimientos… aunque prefieran vincularse con filosofías orientales, quizá porque están más de moda.

    Marco Alonso Cámara: buen comentario, como de costumbre. No tuvimos tiempo de hablar de cómo se abandonó la idea de vacío finalmente, y en efecto, los personajes claves aquí fueron Torricelli y Pascal. Y también es cierto que el concepto de “horror vacui” se utiliza en el arte, aunque no sé si había una influencia de Aristóteles o si era sólo una cuestión estética (sería interesante investigar sobre ello)

    • Samuel García Kramer

      En mi entendimiento (que puede ser erróneo) hay compatibilidad entre reposo (Tierra) y movimiento (las esferas celestes):
      … “lo que esté en movimiento sin ser movido por algo no cesaría de estar en movimiento porque alguna otra cosa este en reposo” …
      Aunque este estado de reposo sea producido por otro movimiento:
      …” pero tendría que ser movida por algo si esta en reposo porque algo ha cesado en su movimiento” …

  22. ALVARO GIL ALONSO

    Aristóteles fue un gran filósofo de su época que intentó dar razonamientos a todo lo que el observaba en concreto a la física, de esta forma definió el terminó Physis que es casi cuanto existe en l universo: astros, materia inerte, plantas, animales, hombre, etc. Lo único que no entraría dentro de este concepto serían las cosas manufacturadas, o entes separados como el motor inmóvil.
    De esta forma el define el movimiento como “una combinación de identidad manteniéndose a través de una serie de transformaciones diversas”. El movimiento es mezcla de ser y no-ser.
    Así debemos suponer que algo simple no cambia.
    La física se refiere a los cuerpos que tienen en sí una fuente de reposo o movimiento.
    El estudio del movimiento incluye el del ente cuya naturaleza es inmóvil como causante del movimiento. El movimiento no afecta a la esencia de las cosas sino a los entes individuales.
    Como consecuencia Aristóteles nos indica que la teología es una solución de una exigencia interna de la física.
    Aristóteles aplicando el método dialéctico a favor de sus tesis para intentar convencer, es por ello que tuvo tanta aceptación durante muchos siglos.
    Para explicar el cambio plantea distintos grados de ser no absolutos: potencialidad (dynamis) y actualidad (energeia, entelecheia). Términos que pasarían a ser utilizados posteriormente. El movimiento es la “actualización de lo que está en potencia”, dirigido a un fin y producido por algo que es en acto.
    Este movimiento no puede ser infinito sino que se origina necesariamente en algo que es puro acto (primer motor).
    Definiendo así:
    -Algo que cambia: la materia como sujeto indeterminado del movimiento.
    -Algo hacia lo cual se dirige el cambio: la forma (acto)
    -Algo a partir de lo cual proviene el cambio: la privación de la forma (potencia)
    El movimiento se distingue de la actividad (energeia) porque posee un fin distinto de sí mismo y por ello cesa una vez alcanzado el fin.
    Tipos de movimiento:
    -Entitativo: generación y corrupción.
    -Cuantitativo: como el aumento o la disminución de tamaño.
    -Cualitativo: como los cambios de color.
    -De traslación: cambios de lugar.
    De esta forma explicó que para llegar a ser de algo se deben cumplir la cuatro causas (ya mencionadas en clase): causa material, formal, eficiente y final.
    No obstante existen excepciones a las reglas que denomina como azar que le permiten justificar sus teorías en caso de que fallasen en algún escenario.

    Fuente:
    https://compartiendofilosofia.org/2012/12/26/la-fisica-segun-aristoteles/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s