Tema 6: La paradójica revolución de Copérnico

Los alumnos del curso de humanidades “Las ideas de la ciencia” podéis dejar aquí comentarios, observaciones, preguntas… todo lo que penséis que puede aclarar cuestiones o aportar algo a los demás.

Anuncios

  1. Carlos Lizcano

    En la clase de hoy hemos comenzado a hablar sobre Tycho Brahe, un científico que me ha llamado la atención ya que comenzó a desmentir las teorías aristotélicas y por ende a cambiar la manera de ver el mundo, gracias a sus grandes dotes de observación y a los medios de los que disponía. Es sobre esto ultimo sobre lo que me he decidido a buscar mas información, los instrumentos que usaba para lograr observaciones tan precisas, antes del descubrimiento del telescopio. He encontrado una pagina muy interesante donde ilustran algunos de los instrumentos que utilizaba, os dejo el enlace por aqui: http://www.sil.si.edu/DigitalCollections/HST/Brahe/thumbs.htm

  2. Gerardo Fernandez Sanz

    Ya hemos visto en clase, como a partir de las diversas teorías de Ptolomeo, Copérnico y Kepler, gracias a la inversión de los diferentes monarcas o regentes de los países, se pudo realizar las llamadas “tablas” que nos servían para aunar el conocimiento de una manera práctica.
    Aqui os dejo enlaces para las tres tablas vistas en clase:

    Alfonsíes: https://escuelahuber.wordpress.com/2012/02/03/tablas-alfonsies/
    Prusianas: https://books.google.es/books?id=-lE2CgAAQBAJ&pg=PT146&lpg=PT146&dq=tablas+prusianas&source=bl&ots=MveUpXV9ED&sig=0O-JvHg3LBhYbmNUncooN5RvueU&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwicnKjtuPfWAhWPKlAKHfHdA_4Q6AEIUDAL#v=onepage&q=tablas%20prusianas&f=false
    Rudolfinas 1: http://progresion21.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=874:las-tablas-rudolfinas&catid=50:articulos-cientificos&Itemid=108
    Rudolfinas 2: http://universoalavista.blogspot.com.es/2009/12/tablas-rodolfinas-de-kepler-nuevas.html

  3. Gerardo Fernandez Sanz

    Como ya se ha visto en clase, era de gran interés la realización de las diversas teorías, y de su necesaria aprobación, para su posterior realización de lo que se conoce como “tablas”. Estas tablas les servían a los astrónomos para aunar conocimiento, y ponerlo al servicio de los demás, para su utilización.
    Os dejo enlaces para una indagación algo mas profunda sobre el tema:
    Alfonsíes: https://www.wdl.org/es/item/7326/
    Prusianas:https://es.wikipedia.org/wiki/Tablas_prusianas
    Rudolfinas: http://progresion21.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=874:las-tablas-rudolfinas&catid=50:articulos-cientificos&Itemid=108

  4. Francisco Javier Galarza Sánchez

    Durante la clase del pasado lunes, se menciono de pasada a los pitagóricos, ya que influyeron en el modelo de Copérnico. También se menciono una AntiTierra lo cual me llamo mucho la atención.

    Por lo que he podido encontrar, los pitagóricos atribuían unas propiedades casi místicas a los números, siendo el más importante de todos ellos el 10. Este número que resulta de sumar los 4 primeros números naturales 1+2+3+4=10 lo llamaban la santa Tetraktys.

    A estos términos de la suma le asociaban por orden:

    1. La unidad, que asociaban con lo divino y único
    2. La Díada, la dualidad hombre-mujer.
    3. La Tríada, asociada a los tres niveles del mundo que ellos consideraban: celeste, terrestre e infierno.
    4. El Cuaternario: los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua.

    Esta gran pasión por la década, también fue trasladada al sistema de su universo, ya que según ellos, el universo tendría que tener 10 cuerpos que giraran alrededor del centro del universo. En ese centro colocaban al fuego central, alrededor de él giraban la Tierra, la luna y el sol, además de los 5 planetas conocidos (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) y la esfera con todas las estrellas. Estos solo sumaban 9 y como el 10 representaba el numero perfecto para ellos colocaron la AntiTierra. La explicación que daban era que no se podría ver ya que estaría siempre en el lado opuesto al fuego central, y por tanto estaba inaccesible para nosotros.

    Dejo aquí una imagen de su modelo del universo:

    Estas teorías aunque curiosas carecían de una base científica, ya que estaña basadas en observaciones aisladas y otros elementos de la antigüedad como por ejemplo los cuatro elementos que describió Aristóteles.

    • José Suárez Muñoz

      Me ha resultado muy interesante tu comentario ya que también me llamó la atención este tema que pasamos tan de pasada.
      Buscando información para ampliar el concepto de AntiTierra he encontrado que, tal como afirmas, sería imposible de visualizar este planeta, pero que el motivo era que estaba diametralmente opuesto a la Tierra en su órbita alrededor del fuego central, por lo que sería imposible verla desde el hemisferio al que pertenece Grecia.
      Además, también he encontrado información de “teorías” que afirman que en realidad este mundo existe y está relacionado con el número 11, el cual indica que este planeta es un planeta gemelo de la Tierra, formado por antimateria con una civilización mucho más avanzada que la nuestra.
      Debido a la tecnología actual es muy difícil imaginar que esto es posible, pero me ha resultado curioso.

  5. DANIEL ÁLVAREZ SÁNCHEZ-BAYUELA

    Os adjunto un artículo publicado en una revista de divulgación filosófica (Philosiphica Malacitana) titulado “La disputa entre el realismo en la historia de la astronomía”.

    http://webpersonal.uma.es/~DIEGUEZ/hipervpdf/ASTRONOMIA.pdf

    Me ha resultado muy interesante ya que aborda perfectamente el tema de la transición del sistema geocéntrico al sistema heliocéntrico, con sus figuras más representativas, analizando ambas corrientes dentro de la cuestión sobre si los modelos astronómicos debían ser hipótesis para salvar los fenómenos o debían, por el contrario, pretender una representación fiel de la realidad objetiva.

  6. Miriam Fernández Rodríguez

    En esta sexta semana del curso, nos hemos centrado en conocer el modelo que planteó Copérnico y cómo se pasó del pensamiento geocentrista de aquella época (1543) al heliocentrista casi 100 años después (1642). Dentro de este proceso de cambio de pensamiento, en clase hemos hablado de Johannes Kepler quien llamó mi atención por la importancia de sus tres leyes sobre el movimiento de los planetas en su órbita alrededor del Sol, a pesar de haber cometidos errores en el desarrollo de las mismas. Por ello, he querido investigar un poco más acerco de esto, ya que releyendo mis apuntes me han surgido algunas dudas sobre los errores que cometió exactamente Kepler en sus deducciones. Sin embargo, leyendo el enlace que os adjunto a continuación he conseguido disiparlas, espero que si alguien tiene mis mismas dudas le sirva también.

    https://media4.obspm.fr/public/VAU/masa/gravitacion/kepler/kepler-leyes/APPRENDRE.html

    Asimismo, he querido saber qué más descubrimientos realizó Kepler a lo largo de su vida (1571-1630). Para ello, he encontrado el siguiente enlace en el cual se explica de forma resumida y sencilla la biografía de este matemático y astrónomo alemán, así como ciertas anécdotas curiosas que le ocurrieron en su vida. Dichas anécdotas me han ayudado a entender mejor cómo fue surgiendo el desarrollo de sus descubrimientos.

    http://principia.io/2016/11/15/kepler-y-el-movimiento-de-los-planetas.IjQ3MyI/

    Sin embargo, lo que más llamó mi atención fue el modelo del sistema solar que propuso Kepler en su libro “Mysterium cosmographicum” en 1596. Dicho modelo, el cual estaba basado en el modelo de Copérnico, indicaba que la relación entre las distancias de los seis planetas conocidos en aquella época podía comprenderse como cinco sólidos convexos regulares. Esta relación se muestra en la siguiente imagen siendo la esfera que encierra a los cincos sólidos la órbita de Saturno.

  7. Daniel Carrasco Baltasar

    En el siguiente enlace podéis leer el texto completo del Prefacio que Andreas Osiander incluyó en las primeras ediciones de la obra “De revolutionibus orbium coelestium” de Copérnico, del que hemos hablado en clase:

    http://elsofista.blogspot.com.es/2005/07/un-prefacio-escandaloso.html

    En el prólogo se advierte al lector que la obra que va a leer son una serie de hipótesis que permiten realizar cálculos exactos del movimiento de los astros, pero que no tratan de explicar cómo es el mundo en realidad. Es decir, da una visión instrumental de la teorías expuestas en la obra.

    Se desconoce la razón por la cual Osiander incluyó este texto, la más extendida es que con ello lograba sortear el dogmatismo religioso de la época y que de esta manera la obra pudiera ser publicada.

    Como curiosidad os copio el comentario que Giordano Bruno, en su obra “La cena de las cenizas” hizo de texto incluido por Andreas Osiander:

    “… había escuchado cierta Epístola superliminar colgada a la obra por no sé qué asno ignorante y presuntuoso; el cual, como si quisiese ayudar al autor excusándolo, o quizá también con el fin de que otros asnos, encontrando así mismo sus lechugas y frutillos tuvieran ocasión de no quedarse del todo en ayunas, advertía, antes de comenzar a leer el libro…..”

  8. MARTA GOMEZ DE FIGUEROA PONTIGA

    Como ya hemos visto en clase, el modelo de Copérnico se basa en el modelo de Aristarco añadiéndole los epiciclos menores. Además, en el modelo que nos presenta, tuvo una influencia pitagórica y platónica.

    En un primer momento, Copérnico, no quiso publicar nada que tuviera que ver con la teoría heliocéntrica por miedo a lo que pudieran pensar sobre esa ‘locura’ para la época. Por tanto, hizo unos pequeños comentarios que agrupó en ‘Commentariolus’. Esto se trataba de un esbozo de 40 páginas donde realizó su primera versión de su revolucionaria teoría heliocéntrica del universo. En estas 40 páginas, estaban resumidos los siguientes postulados:

    1-No existe un centro único de todos los círculos o esferas celestes.

    2-El centro de la Tierra es el centro de gravedad y el centro de la esfera lunar.

    3-Todas las esferas giran alrededor del Sol que se encuentra en el centro del universo.

    4-La razón entre la distancia del Sol a la Tierra y la distancia a la que está situada la esfera de las estrellas fijas es mucho menor que la razón entre el radio de la Tierra y la distancia que separa nuestro planeta del Sol, hasta el punto de que ésta última resulta imperceptible en comparación con la altura del firmamento.

    5-Las estrellas no se movían, su movimiento diario aparente se debe a la rotación diaria de la Tierra.

    6-La Tierra tenía más de un movimiento: Propuso que hacía una rotación alrededor del Sol y que daba una vuelta sobre sí misma.

    7-El movimiento retrógrado de los planetas no existía, era una ilusión óptica debido a observar el cielo desde la Tierra.

    Más tarde, en 1543, desarollaría más ampliamente su teoría en un libro que hemos nombrado en clase llamado ‘De Revolutionibus’ y que divide en:

    Libro I: Generalmente explica la teoría heliocéntrica y sobre la concepción del mundo.

    Libro II: Explica los principios de la astronomía esférica como una base para lo que desarrolla en los próximos libros.

    Libro III: Habla sobre la precisión de los equinoccios y trata los movimientos aparentes del Sol.

    Libro IV: Habla sobre la Luna y sus movimientos orbitales.

    Libro V: Cuenta cómo calcular las posiciones de las estrellas a partir del modelo heliocéntrico.

    Libro VI: Se aborda el asunto de las digresiones de latitud de los cinco planetas en relación a la eclíptica.

    Para finalizar con este comentario, me gustaría recordar que Copérnico afirma que el universo comprende ocho esferas. La última, más lejana y exterior, consiste en estrellas fijas sin movimiento, con el Sol quieto en el centro. Los planetas daban vueltas alrededor del Sol, cada uno en su propia esfera, en este orden, del centro hacia afuera: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno. La Luna, da vueltas en su esfera alrededor de la Tierra. Copérnico añadía que los movimientos de los cuerpos celestes debían ser compuestos por movimientos circulares uniformes. Es por esto por lo que no se podía tener en cuenta el movimiento de Marte y Mercurio por ejemplo, sin retener un sistema complejo de epiciclos similar a los de Ptolomeo.

    Referencias:
    https://es.scribd.com/document/316407189/Copernico-Nicolas-Commentariolus
    http://niicolascopernico.blogspot.com.es/2013/01/su-obra-maestra-de-revolutionibus.html

  9. DANIEL ÁLVAREZ SÁNCHEZ-BAYUELA

    Os adjunto un video muy interesante (para los más apasionados de la astrofísica y las matemáticas) acerca de las leyes de Kepler y sus órbitas elípticas. Se trata de una lección impartida por el profesor Walter Levin (Massachusetts Institute of Technology) en una de sus asignaturas: https://www.youtube.com/watch?v=G5zxfMmRtsk

    Por otro lado, aunque es de sobra conocida la figura de Galileo Galilei, durante la clase de hoy me han llamado la atención varios de sus argumentos para proponer la base para una física nueva en la época (teniendo en cuenta lo aceptado que estaba el aristotelismo). Por ello, me he decidido a buscar más información acerca de su “modus operandi” y sus experimentos.
    Comparto lo que he encontrado.

    Galileo, además de por sus observaciones astronómicas con el telescopio, ha pasado a la historia por incorporar los experimentos a su práctica habitual y sentar las bases del método científico. Galileo era ingenioso y audaz. Y esos rasgos se evidencian con claridad en los experimentos y argumentos que expuso, normalmente en boca del personaje Salviati tanto en el “Diálogo” como en “Dos nuevas ciencias”.

    Para no alargar demasiado el comentario, os adjunto una página web muy interesante donde podeis leer varios de los argumentos y experimentos de Galileo en los que refutaba el aristotelismo: el argumento sobre la caída del granizo, el experimento del barco y el argumento sobre la caída de dos cuerpos unidos.

    https://culturacientifica.com/2015/07/30/galileo-iv-buenos-argumentos/

  10. Alberto Fernández Martín

    Durante la clase de hoy me han parecido interesantes las leyes que enunció kepler y he encontrado este video donde se resumen bastante bien dichas leyes con ejemplos gráficos que facilitan su entendimiento:

    De paso me gustaría recomendar el canal del autor del video, es un canal de divulgación científica, el cual es muy ameno y fácil de seguir.

  11. Ana Santiso Almendros

    Me interesó bastante la figura de Tycho Brahe ya que de entre todos los citados en esta signatura es del que menos información tenía. Particularmente me he informado acerca del observatorio astronómico que mandó construir en la isla de Hven (que en aquel entonces pertenecía a Dinamarca): Uraniborg.
    Construido entre 1576 y 1589, fue el primer observatorio moderno financiado por el estado y produjo el primer catálogo fiable y extenso, con más de 1000 estrellas. Estaba dedicado a Urania (musa de la astronomía), se parecía más a un castillo que a un observatorio, y poco después de empezar a hacer observaciones, Tycho Brahe se dio cuenta de que el fuerte viento movía fácilmente los grandes aparatos de medida, así que mandó construir cerca otro observatorio a nivel del suelo, en el que todos los instrumentos estaban bajo tierra cubiertos por persianas de apertura o una cúpula giratoria. Así se aseguraba de que las mediciones fueran lo más exactas posibles.
    Esos instrumentos eran mucho más precisos que todos los que se habían utilizado hasta la fecha, y los describe en su libro “Astronomiæ instauratæ mechanica” y se puede leer la mayor parte traducida (al inglés) en esta página:
    http://www.kb.dk/en/nb/tema/webudstillinger/brahe_mechanica/toc.html (están todos los instrumentos con una descripción muy detallada, por si os interesa)
    El observatorio era tan grande que tenía hasta su propia imprenta para publicar sus nuevos descubrimientos y llegó a tener hasta 40 estudiosos trabajando en él.
    Sin embargo en 1597 Brahe perdió el favor del nuevo rey de Dinamarca (y por tanto la financiación), y abandonó el observatorio, que sería destruido poco después. Durante la década de 1950 se hicieron excavaciones en la zona para encontrar las ruinas, y actualmente es un museo multimedia donde se puede saber más acerca de la obra de Tycho Brahe y este gran observatorio.

    Referencias:
    https://www.britannica.com/topic/Uraniborg
    https://www.spottinghistory.com/view/1519/uraniborg-observatory-ruins/
    http://bildgeist.com/tycho-brahe-astronomical-instruments/

  12. Martha Chaillo

    Johannes Kepler se me hace un genio y realmente interesante. Después de hablar de sus tres leyes sobre el movimiento de los planetas y sus tres pasos para llegar a estas leyes, quería investigar más sobre su proceso y experiencias. Leyendo sobre ese periodo y sus antecedentes, me llamo la atención su forma de pensar completamente diferente a los otros científicos de su tiempo. Aunque todos sus pasos estaban incorrectos como comentamos en clase, pudo llegar a un resultado enorme que llevo la ciencia a un nuevo camino y eventualmente, a la ley de gravitación universal de Newton. He encontrado muchos documentos sobre la importancia de Kepler pero el que creo que merece más atención fue el artículo que escribió Albert Einstein en 1930. La manera que Einstein honora a Kepler me hizo valorar todavía más su trabajo. Sobre todo, “El Marvelous Lantern” análisis que escribió (no lo he podido encontrar en español pero aquí está la traducción en inglés)

    The Marvelous Lantern
    Johannes Kepler found a marvelous way out of his dilemma, how to ascertain the real shape of Earth’s orbit. Imagine a brightly shining lantern somewhere in the plane of the orbit. Assume we know that this lantern remains permanently in its place and thus forms a kind of fixed triangulation point for determining the Earth’s orbit, a point which the inhabitants of Earth can take a sight on at any time of year. Let this lantern be further away from the Sun than the Earth. With the help of such a lantern it is possible to determine the Earth’s orbit in the following way. First of all, in every year there comes a moment when the Earth (E) lies exactly on the line joining the Sun (S) and the Marvelous Lantern (M). If at this moment we look from the Earth (E) at the Lantern (M) our line of sight will coincide with the line Sun-Lantern (SM). Suppose the line to be marked in the heavens. Now imagine the Earth in a different position and at a different time. Since the Sun (S) and the Lantern (M) can both be seen from the Earth, the angle at E in the triangle SEM is known. We might do this at frequent intervals during the year, each time we should get on our piece of paper a position of the Earth with a date attached to it and a certain position in relation to the permanently fixed base SM. The Earth’s orbit could thereby be determined. But, you will say, where did Kepler get his lantern? His genius and nature gave it to him. There was the planet Mars, and the length of the Martian year was known.
    Albert Einstein on the occasion of the three hundredth anniversary of Kepler’s death – November 9, 1930.

    En esta página se encuentra el articulo completo de Einstein sobre Kepler (traducido en inglés): http://www.larouchepub.com/eiw/public/2015/eirv42n20-20150515/31-32_4220.pdf

  13. Samuel García Kramer

    Como hemos visto en este tema la revolución de Copérnico plantea una serie de problemas para los Aristotélicos como: Qué sentido tiene que la Tierra este en una de las esferas, de qué materia son entonces las esferas, si no son de éter entonces por qué giran…
    Particularmente me ha vuelto a intrigar la existencia de este éter que durante tanto tiempo ha sido el elemento que compone el espacio. Pero, ¿realmente existe? La primera refutación de su existencia no se produce hasta 1887 con el experimento de Michelson y Morley que pretendía medir la velocidad relativa a la que se mueve la Tierra respecto del éter. En lugar de medir las propiedades del éter su experimento les llevo a la conclusión de que la velocidad de la luz no cambia independientemente de la velocidad del observador o de la velocidad del emisor de luz (esto lo vieron con al no detectar variaciones en su interferómetro). Concluyendo que el éter carecía de propiedades medibles y por tanto la hipótesis de su existencia era insostenible. Este experimento dio lugar a la contracción de Lorentz y posteriormente a la teoría de relatividad especial de Einstein.
    Actualmente el tejido que forma el universo sigue siendo uno de los grandes enigmas de la física moderna.
    Concluyendo es más que normal que los contemporáneos de Copérnico tuvieran esas dudas, algunas de las cuales como la discutida en este comentario sigue dando quebraderos de cabeza.
    https://web.archive.org/web/20070710180416/http://es.geocities.com/rfclaver/relatividad/eter_1.htm
    https://es.wikipedia.org/wiki/Experimento_de_Michelson_y_Morley

  14. Isabel Esteban Pascual

    Nicolás Copérnico expuso su sistema heliocentrista en su obra “De Revolutionibus Orbium Coelestium” afirmando que, si la tierra rotara eso explicaría la sensación que tenemos de que las estrellas fijas parecían girar alrededor de la Tierra cada día; y si la Tierra girara alrededor del sol, tendríamos la explicación para “la cuestión de las órbitas planetarias”.
    Dicha obra que sitúa al sol en el centro del universo, no fue publicada hasta el día de su muerte ya que Copérnico era consciente de los problemas que le podían acarrear con la Iglesia Católica y de las críticas por parte de grupos que defendían la vieja ciencia aristotélica.
    Además, esta obra se la dedica al Papa Pablo III realzando el hecho de que su sistema incrementaba la exactitud de las predicciones astronómicas, lo que posibilitaba a la iglesia desarrollara un calendario más exacto debido a las observaciones y cálculos proporcionados que permitirían a sus seguidores alcanzar mayor exactitud.
    Por otra parte, Copérnico necesitaba más demostraciones para probar su hipótesis. Por este motivo observó el giro diurno de la Tierra sobre su eje, el giro anual por la eclíptica entorno al Sol y un giro muy pequeño del eje terrestre alrededor de la estrella polar que explicaba la sucesión de los equinoccios.
    http://www.sarasuati.com/galileo-galilei-1564-1642-la-revolucion-copernicana/

  15. Gregory Anthony Turri

    En numerosas ocasiones hemos hablado sobre las órbitas que describen los planetas en nuestro sistema solar. El último día vimos finalmente qué forma tienen, la elipse, descubierto por Kepler a principios del siglo XVII. Pero, ¿alguna vez nos hemos preguntado qué proporciones tienen los planetas, las órbitas o el sistema solar?

    Pues bien, en el siguiente vídeo se reproduce por primera vez nuestro sistema solar a escala:

    Una vez comprendemos la magnitud del mismo, somos capaces de dejar el “egocentrismo” de lado y recordar que el planeta en el que vivimos es como muchos otros en el universo, un cuerpo celeste que orbita alrededor de una estrella.

  16. Fernando Moreno Vicente

    Durante la clase del Lunes, hablamos acerca de la obra de Copérnico “De Revolutionibus Orbium Coelestium”, además hablamos de la controversia de su prólogo puesto que en un inicio se creyó que fue escrito por el propio autor y fue así durante unos años. hasta que en el año 1609 Johannes Kepler, identificó al verdadero autor del prólogo, Andreas Osiander.
    La figura de Osiander en relación a este prólogo tiene diversos puntos de vista hay quien lo tilda de ignorante y otros de héroe puesto que, éste temía el impacto que podría tener la obra de Copérnico, dado que planteaba un universo heliocéntrico y renunciaba a la gran mayoría de teorías aristotélicas, llegando incluso a escribir una carta al papa de aquella época, Pablo III.
    Osiander aconsejó a Copérnico definir su obra como una obra sobre astronomía (meramente calculatoria y no física) para evitar así posibles controversias por parte de los cristianos y los creyentes de las ideas de Aristóteles.
    Finalmente el prólogo no fue firmado pero se publicó con la obra, siendo un prólogo para suavizar posibles críticas definiendo la obra como algo separado de la cosmología.
    Puede parecer que Osiander se equivocó, pero quién sabe si en lugar de hacer lo que hizo, hubiera afirmado que era una obra cosmológica que tenía sentido físico, posiblemente la gente contraria a esto, gente muy poderosa, hubiera quemado todas las copias y tal vez al autor del prólogo y la obra. Por tanto puede que debido a esta prudencia “ignorante” de Osiander, hoy en día tengamos acceso al conocimiento descrito por Copérnico en su obra.

  17. Roberto Yergas Amelkin

    Me ha parecido muy interesante saber que Kepler llegó a trabajar para Tycho Brahe en su castillo llamado “Uraniborg”, ubicado en la isla danesa de Ven ( que actualmente pertenece a Suecia).
    En el palacio se mezclaban un lujo increíble con aposentos decorados con pinturas y estatuas y todos los instrumentos y talleres necesarios para la construcción de los instrumentos de medida diseñados por Tycho Brahe, e incluso poseía su propia imprenta para publicar sus trabajos de investigación.
    Más adelante, Tycho decidió construir el observatorio Stjerneborg en 1584, un observatorio subterráneo que permitía conseguir mayor precisión en las mediciones astronómicas, pero en 1597 Tycho perdió el favor del joven rey Christian IV y abandonó la isla de Ven.
    Aquí dejo unas cuantas fotos:
    Castillo Uraniborg:


    Observatorio Stjerneborg:

  18. Gonzalo Castellanos Otero

    En este tema se han visto cosas muy interesantes, pero la que mas me ha llamado la atencion personalmente fue la facilidad de Kepler para poder encajar todos los sólidos platónicos entre las órbitas planetarias. He estado investigando al respecto para ver en que libro de kepler se publicó ésto, “Mysterium Cosmographicum“ (1596), que fue su primera obra y en la que describe como se va metiendo un solido dentro de otro y entre medias las órbitas. He encontrado un blog al respecto en el que se cuenta esto y hay un párrafo que lo describe:

    “Así, Kepler comenzó a modificar 2000 años de tradición astronómica, imaginando un armazón oculto sobre el cual el sistema solar se sostenía y que consistía en una serie de esferas que representaban las órbiras planetarias, incrustadas unas dentro de las otras, con poliédros inscritos en cada una de ellas y en cuyo centro se encontraba el Sol. Entonces Kepler anidó dentro de la esfera de Saturno un cubo, que contenía la esfera de Júpiter y esta a su vez contenía un tetraedro; este poliédro tenía en su interior la esfera de Marte que tenía inscrito el dodecaedro; entre las esferas de la Tierra y Venus estaba el icosaedro y entre Venus y Mercurio el octaedro (ver figura anterior). Al respecto Kepler decía:

    “A los pocos días todo encontró su lugar. Ví cómo un cuerpo simétrico tras otro encajaba tan precisamente entre las órbitas…que si un campesino te pregunta con qué clase de gar…fio están sostenidos los cielos de modo que no se caigan, te será fácil responderle“.”

    Este blog relata en sí la vida de kepler, por si a alguién le interesa dejo aquí el link:
    https://balamclub.wordpress.com/2013/03/10/johannes-kepler-y-los-solidos-platonicos/

    También he investigado acerca de los instrumentos utilizados por Tycho Brahe para tomar medidas astronómicas. De esto he encontrado una galería fotográfica del Smithsonian:
    http://www.sil.si.edu/DigitalCollections/HST/Brahe/thumbs.htm

  19. Maite Herce Ros

    Me parece interesante la opinión de la Iglesia sobre la teoría helio centrista de Copérnico ya que no sólo estaba ofreciendo una nueva forma de entender el universo, sino que contradecía la idea del hombre y de Dios que la Iglesia había defendido por más de mil años.
    Copérnico quedo huérfano a los diez años y su tío obispo lo educó en la Iglesia. Escribió tres libros de astronomía, el último y más polémico se publicó a su muerte en 1543. Obra que generó e impulsó el cambio de paradigma.
    Al respecto, el físico y matemático del Cinvestav piensa que no lo hizo antes quizá por temor: “Parece que Copérnico le tenía más bien miedo a la Inquisición; él tenía una idea que estaba en contra de todo lo que se decía en los libros, en las misas, además vivía en Polonia, un país extremadamente católico”.
    La obra contenía postulados que iban en contra de ciertas tesis eclesiásticas de aquel entonces. La idea geo centrista que imperaba en la época era muy acorde a lo que pensaba la Iglesia católica: la Tierra era el centro y los planetas, las estrellas, la Luna, todo giraba alrededor de ella en órbitas. Eso concordaba con la Iglesia, que pensaba que el hombre está hecho a imagen de Dios y, por lo tanto, que tenía que ser el centro del universo. Copérnico quitaba a la Tierra de su lugar céntrico privilegiado, le daba movilidad y afirmaba que el Sol era el centro del universo y se trataba de un astro inmóvil exteriormente.
    Copérnico era profundamente cristiano, no era su intención hacer polémica, pero tampoco podía dejar de lado lo que sus conocimientos, observaciones y mediciones le indicaban.
    Con el tiempo, su obra fue recobrando todo el reconocimiento que le merece, y por eso hoy se lo considera como uno de los astrónomos más importantes de la historia occidental.
    https://static.vix.com/es/sites/default/files/styles/large/public/btg/curiosidades.batanga.com/files/Jan_Matejko-Astronomer_Copernicus-Conversation_with_God.jpg?itok=Jj_SxF9K

    Referencias:
    http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2016/03/05/1078929#imagen-1
    https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/3919/cientificos-perseguidos-nicolas-copernico

  20. Javier Ruiz García

    Una de las figuras que más me ha llamado la atención en este tema ha sido Tycho Brahe (aunque su nombre era Tyge Ottesen Brahe), ya que todo lo relacionado con él roza, en ocasiones, el surrealismo: perder la nariz en un duelo, comprar una isla, un castillo-obervatorio, un bufón…. Así que como algunos de mi compañeros, he decidido a investigar un poco más sobre su historia.

    Nació el 14 de diciembre de 1546 en Kundstrup, Dinamarca (hoy en día pertenece a Escocia). Tuvo un hermano gemelo, que murió al poco de nacer. Fue apadrinado con un año por su tío Joergen, a pesar de que sus padres estuvieran vivos, hasta tal punto que lo consideró hijo suyo.

    Lo que le atrajo a la astronomía, como se ha dicho en clase, fue la observación de un eclipse solar en 1560, un acto decisivo. Estuvo estudiando 1562 en la universidad de Leipzig leyes, mientras realizaba sus primeras observaciones astronómicas. En 1566, con 20 años, perdió la nariz en un duelo (eso sí, ganó el duelo) con otro estudiante danés, Manderup Parsbjerg. Este duelo fue propiciado por una discusión sobre quién era mejor matemático, aunque también se cree que puede ser que comenzará con las risas por parte de Parsbjerg sobre unas predicciones de Brahe. Brahe se vio obligado a llevar una “prótesis” de cobre el resto de su vida, aunque se cree que tenía narices de oro y plata para cuando la ocasión lo mereciera.

    Cuando su tío murió en 1565 (salvando al rey de Dinamarca de morir ahogado), Tycho Brahe heredó su fortuna (un 1% de la riqueza de Dinamarca). Con ese dinero, y al parecer, con otro 5% más de la riqueza de Dinamarca pagado por el rey creó su observatorio astronómico, ya descrito anteriormente por mis compañeros, en la isla de Hven.

    Durante esa época tuvo más excentricidades, como tener de compañía un enano bufón, Jepp, o como mascota un alce, Rix. La historia de este alce es cuanto menos, curiosa. Brahe le fue aficionando a la cerveza y el alcohol en sus fiestas, hasta tal punto que el alce desarrolló una atracción hacia ella. Brahe se lo cedió una noche a un noble amigo suyo para que entretuviera a los invitados. En dicha fiesta, el alce bebió más de la cuenta, subió hasta lo alto de unas escaleras, y cayó por ellas, muriendo en dicha caída.

    Como no podía ser de otra manera, su muerte (la de Brahe) tampoco tiene nada de normal. La historia oficial dice que, en 1601, murió de una enfermedad de la vejiga. Todo comenzó en banquete en Praga, cuando comenzó el problema: no podía orinar. Tras 11 días de completa sequía, salvo pequeñas excepciones, falleció.
    Sin embargo, hace algunos años, en 2013, un grupo de expertos exhumaron su cuerpo para hacerle unas pruebas, ya que existía el rumor de que había sido envenenado, debido a que encontraron trazas de mercurio en pelos del bigote suyos conservados hoy en día. El resultado de tales pruebas es que no hubo una alteración en sus últimas horas de mercurio en su cuerpo. Se podría explicar que hubiera Hg en su bigote porque podría haber sido una sustancia que hubiera usado en su día a día, pero no causante de su muerte. Al parecer, la vejiga fue la culpable.

    Bueno, ¿qué sabemos su vida sentimental? Se casó con una plebeya, relación no reconocida por la gente de aquella época, por lo que los hijos que tuvieron fueron considerados ilegítimos, hecho fundamental en la historia. Debido a esto, hubo una gran confusión sobre quién se quedaba con los datos tomados por Johannes Brahe cuando falleció, y gracias a esto, se aprovechó Kepler, su más brillante pupilo. En palabras suyas: “Yo confieso que cuando Tycho murió me aproveché de la situación, de la falta de cuidado del testamento y demás, para hacerme de todas las observaciones de Brahe y tomarlas bajo mi cuidado, o quizás, usurarlas”.

    Por último, no olvidar la visión del sistema solar según Tycho Brahe 😉

  21. ALVARO GIL ALONSO

    He encontrado 15 frases destacadas de Nicolás Copérnico que resumen los contenidos más importantes de este científico, cito textualmente:

    -Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento.
    -Si por casualidad hay que, aún siendo ignorantes de todas las matemáticas, presumiendo de un juicio sobre ellas por algún pasaje de las escrituras, malignamente distorsionado de su sentido, se atrevieran a rechazar y atacar esta estructuración mía, no hago en absoluto caso de ellos, hasta el punto de que condenaré su juicio como temerario.
    -La naturaleza nunca hace nada superfluo, nada inútil, y sabe sacar múltiples efectos de una sola causa.
    -El movimiento de la tierra sola basta, por tanto, para explicar tantas desigualdades aparentes en los cielos.
    -Las matemáticas se escriben para los matemáticos.
    -La tierra junto con sus aguas circundantes debe, de hecho, tener una forma tal como la que revela su sombra, ya que eclipsa la luna con el arco de un círculo perfecto.
    -Cerca del sol está el centro del universo.
    -Además, dado que el sol permanece parado, lo que aparece como movimiento del sol es debido realmente más bien al movimiento de la tierra.
    -Que nadie espera nada seguro de la astronomía, pues nada cierto nos ofrece; si al abandonar esta disciplina alguien toma por verdadero lo que fue hecho para otro uso acabará más loco que al meterse en ella.
    -No estoy tan enamorado de mis propias opiniones que ignore lo que los demás puedan pensar de ellas.
    -Finalmente, se hará constar que el propio sol es el centro del universo. Todo esto ha sido propuesto por la sistemática procesión de los acontecimientos y la armonía de todo el universo, aunque sólo nos enfrentamos a los hechos, como ellos dicen, con ambos ojos abiertos.
    -El verdadero conocimiento es saber que sabemos lo que sabemos y saber que no sabemos lo que no sabemos.
    -Como sentado en un trono real, el sol gobierna la familia de planetas que giran alrededor suyo.
    -La teoría copernicana contiene numerosas aserciones absurdas y erróneas.
    -Cerca del sol está el centro del universo.

    Con estas frases podemos observar como Copérnico es partidario de heliocentrismo, yendo en contra de la teoría de la época, el geocentrismo, superando además el problema del paralaje y eliminando herramientas complicadas como los ecuantes.
    Referencia:
    https://perfecto.guru/las-15-frases-mas-famosas-de-nicolas-copernico/

  22. RAUL LOZANO SANZ

    Buenas tardes, como ya sabéis, tanto Copérnico como Galileo fueron llevados ante el Tribunal de la Inquisición por defender la teoría heliocentrista del Sistema Solar que asegura que la Tierra y los planetas giran alrededor del Sol, pues os voy a hablar un poco de ello.
    Nicolás Copérnico fue el primero en atreverse a desafiar la idea del cosmos que imperaba en el siglo XVI. Le siguió cien años más tarde, Galileo. Después de un largo y penoso juicio, el 22 de junio de 1633, se postraba de rodillas ante los jueces del Santo Oficio. Con la cabeza inclinada recitó la fórmula de rigor y negó la teoría heliocéntrica del Sistema Solar enunciada por Nicolás Copérnico. A sus 69 años, Galileo era un reconocido científico en la Europa de su tiempo, famoso por la claridad de sus escritos y por ridiculizar eficazmente a sus contrarios. La Iglesia, a través del Tribunal de la Inquisición, lo había doblegado. A pesar de ello, la leyenda cuenta que musitó: «Eppur si muove» («y sin embargo se mueve», refiriéndose a la Tierra). La ignominia había fraguado. La Iglesia hizo ostentación de su poderío, se metió en un terreno que no era el suyo y humilló a un sabio anciano. Más de 300 años después, reconoció públicamente su error y trató de limpiar de culpa la figura de Galileo, un poco tarde, pero no tanto, si las autoridades de la Iglesia aprendiesen la lección y reconociesen que los mundos de la ciencia y de la religión son distintos. La ciencia camina hacia la verdad a través de la experiencia bien hecha y contrastada y se rige por leyes. La Iglesia alumbra sus caminos con la fe y se rige por dogmas. Nunca más debería de producirse una condena tan injusta como la de Galileo o la de Nicolás Copérnico. La teoría geocéntrica considera que la Tierra es el centro del Universo y el Sol y los planetas giran a su alrededor. Es intuitiva (nada pone de manifiesto que la Tierra se mueva) y acorde con las Escrituras. El tratamiento matemático de Ptolomeo, explicando el movimiento de los planetas, la había consolidado. El monje polaco Nicolás Copérnico, casi un siglo antes de la vejación de Galileo, supuso que el Sol era el centro del Universo (teoría heliocéntrica) y que la Tierra y los demás planetas giran a su alrededor. Galileo se hizo copernicano mediante confirmaciones experimentales, especialmente las derivadas de la observación del firmamento con el telescopio que él mismo construyó. Los descubrimientos astronómicos recogidos en su libro Siderius nuntius (El mensajero de las estrellas, de 1610): cráteres de la Luna, la Vía Láctea como un conglomerado de estrellas, los cuatro satélites de Júpiter (Io, Europa, Ganimedes y Calisto) fueron determinantes para que Galileo abrazara la teoría heliocéntrica de Nicolás Copérnico. Más tarde descubriría que Venus tiene fases como la Luna, lo cual refuerza la idea de que los planetas (incluida la Tierra) giran alrededor del Sol. Galileo propuso al papa Urbano VIII escribir un estudio sobre las ideas de Nicolás Copérnico y el Papa lo aprobó, siempre y cuando no se demostrara demasiado entusiasmado con la idea. La obra (Dialogo sopra i due massimi sistemi del mondo, tolemaico e copernicano) se publicó en 1632 (un año antes del juicio) en forma de diálogo entre tres personajes. Salviati, que representa las opiniones de Galileo y defiende la teoría de Copérnico; Segredo, que hace las preguntas y se deja convencer por Salviati, y Simplicio, que defiende la teoría geocéntrica. Al papa se le hizo ver que Galileo no había seguido sus instrucciones, ya que defiende la teoría heliocéntrica y además dejaba al papa como un estúpido al representarlo en Simplicio. Urbano VIII aprobó entonces la acción del Santo Oficio, que acabó condenando a Galileo, quien se vio obligado a vivir en las afueras de Florencia y apartado de toda polémica.
    Un saludo

  23. Daniel Cuesta Muñoz

    De lo tratado en el tema 6, lo que más me llamó la atención fue que el prólogo de la obra “De revolutionibus orbium coelestium” de Copérnico, estuviese en contra de la propia obra. Éste, como se ha repetido en clase varias veces, fue escrito por Andreas Osiander, teólogo protestante y editor literario, y nunca tuvo el permiso de Copérnico para escribirlo.
    El prólogo escrito por Osiander, que previamente se publicó anónimamente, contaba básicamente que todo lo que se iba a exponer a continuación, era un conjunto de hipótesis útiles para desarrollar buenos cálculos que permitieran la confección de un calendario más preciso y mejores anticipaciones en cuanto a las sucesivas posiciones de los astros; y no una teoría como tal.
    Durante varios años, esto causó una gran confusión, ya que carece de sentido que el prólogo vaya en contra de la propia obra; hasta que el astrónomo Kepler demostró que había sido agregado intencionadamente por el editor luterano.

    Referencias:
    http://contraelmetodo.blogspot.com.es/2011/01/el-prologo-de-andreas-osiander-de.html

  24. JuanMS

    Para que se sigan mejor los comentarios, los he ordenado por temas.

    *** Sobre Copérnico:

    Daniel Carrasco, gracias por traernos el prefacio de Osiander. Veo que lo han sacado del libro de Koestler “Los sonámbulos”, un libro espléndido que recomiendo más aún que el mío 😉

    También sobre ese prólogo es el comentario de Fernando Moreno : yo estoy convencido de que Osiander escribió su prólogo de buena fe, para dar a conocer la obra de Copérnico. Habría que ver si hubiera sido necesario en el caso de que el libro se hubiera publicado en una ciudad católica en lugar de protestante, porque en aquel entonces el heliocentrismo no era perseguido por la Iglesia. En esa línea va el enlace que nos trae Daniel Cuesta, sobre el mismo tema.

    Marta Gómez de Figueroa, efectivamente Copérnico todavía tiene epiciclos y esferas, como hemos dicho más de una vez, el auténtico revolucionario fue Kepler. Es curioso que Copérnico postula tres movimientos para la Tierra: además del movimiento en torno al Sol y alrededor de su propio eje, considera que el hecho de que el eje de la Tierra mantenga su orientación a lo largo de toda la órbita alrededor del Sol significa que el eje se mueve (lo que da una idea de lo diferente que es su concepto de movimiento del nuestro…)

    Santiago Buil el enlace no está mal (menciona por ejemplo que el cardenal von Schönberg pidió a Copérnico comunicar más ampliamente sus ideas, aunque duda de si fue porque sospechara de él –algo injustificado en su época-), de todos modos, pone mucho énfasis en que el Copernicanismo apartó al hombre de sus posición privilegiada en el centro del universo, etc, un tópico que se repite muchas veces pero que no tiene mucho fundamento.

    Isabel Esteban, aunque hablas de Copérnico, el enlace que nos traes trata sobre todo de Galileo. Tiene más nivel de lo habitual, aunque da a entender que a Bruno se le condenó por su copernicanismo, y acaba diciendo que “la Iglesia reconoció la certeza de las teorías de Galileo a finales del siglo XX”, lo cual es un disparate: lo que hizo a finales del siglo XX es pedir perdón por el juicio a Galileo; nadie en su sano juicio, ni dentro ni fuera de la Iglesia, podría dudar del heliocentrismo después del descubrimiento de la paralaje por Bessel en 1838.

    Maite Herce, ya hemos comentado que no hay pruebas de que Copérnico retrasara la publicación de su libro por miedo a la inquisición, y que tal miedo no estaba justificado en su época. Otra cosa: cuando dices “el físico y matemático del Cinvestav” tienes que decir quién es (en la fuente que manejas le han presentado antes, nosotros ni sabemos qué es el Cinvestav ni quien es el físico). En cuanto al último enlace, mete a Copérnico en la categoría de “científicos perseguidos”, cosa bastante disparatada porque no sufrió ninguna persecución (sólo críticas de algunos luteranos, cosa bastante distinta). Por desgracia hay mucho material de divulgación muy malo por ahí afuera…

    Álvaro Gil, ¿realmente son todas esas frases de Copérnico? ¿Pudo decir él que “La teoría copernicana contiene numerosas aserciones absurdas y erróneas”

    Raúl Lozano, ¿¿Cómo que Copérnico fue llevado a la Inquisición?? Y ¿cómo no pones que has copiado del este artículo de La Voz de Galicia tu comentario? (un artículo lleno de errores, por otra parte).

    *** Sobre Brahe:

    Carlos Lizcano, muy curios ver los instrumentos de Brahe en ilustraciones originales; gracias por el enlace. Gracias también a Ana Santiso que nos traes también esa información y alguna más.

    Roberto Yergas, impresionante Uraniborg, es una pena que fuera destruido poco después de que Brahe abandonara Dinamarca… hoy sería una atracción turística de primer orden.

    Javier Ruiz , lo has definido muy bien: todo lo relacionado con Brahe roza, en ocasiones, el surrealismo. Enhorabuena por el resumen sobre su vida, únicamente te falta poner las fuentes que has usado.

    *** Sobre Kepler:

    Miriam Fernández, no es fácil encontrar un sitio donde expliquen los errores de Kepler y lo has encontrado, buen trabajo. Eso sí, no mencionan un error más, que nosotros comentamos: Kepler piensa, como Aristóteles, que la fuerza tiene que ir en la dirección del movimiento (en este caso, del movimiento del planeta), en lugar de apuntar hacia el Sol. También está bien el otro enlace sobre otros trabajos de Kepler.

    Daniel Álvarez: Lewin es un profesor extraordinario, siempre es un placer verle, aunque aquí cuente las leyes de Kepler desde el punto de vista actual y no el histórico, que es el que nos ha interesado a nosotros. Y el enlace sobre los razonamientos de Galileo también está muy bien, no es habitual ver contado la idea del granizo, los dos cuerpos unidos, etc.

    Alberto Fernández, efectivamente, ese canal está casi siempre muy bien, recomendable sin duda, aunque no explica el origen histórico de las leyes de Kepler sino sólo el resultado final.

    Martha Chaillo todo un descubrimiento, un artículo de Einstein sobre Kepler. ¡Gracias!

    Gonzalo Castellanos, la idea de Kepler de encajar los sólidos platónicos es realmente bonita y muy típica de su personalidad. Pero nos tienes que poner la referencia de dónde has sacado la cita, que no es la que nos das…

    *** Sobre otros temas:

    Gerardo Fernandez, es una buena idea indagar en las tablas astronómicas, que son la herramienta que usaban de verdad los astrónomos y su importancia se suele pasar por alto. Sería mejor que hubieras seleccionado más los enlaces porque hay algunos muy buenos y otros bastante malos.

    Francisco Javier Galarza, la anti-tierra de los pitagóricos la ha comentado también Daniel cuesta en el capítulo anterior, te dejo el enlace. En cuanto a las “teorías” que mencionas, José Suárez, de la anti-Tierra de antimateria, etc… mejor dejarlas así, entre comillas 😉 Aunque si encuentras la web de algún chalado puede ser divertido leerla.

    Daniel Álvarez, buena referencia sobre el realismo y el instrumentalismo (ya habrás ido viendo que hay una gran diferencia entre lo que cuentan los textos serios como estos y los de divulgación más popular; este tiene además la ventaja de que se lee bien)

    Samuel García: en relación con el éter de Michelson-Morley, me permito autocitarme: El interferómetro de Michelson: de la Relatividad Especial al escándalo Volkswagen

    Gregory Anthony Turri, es verdad, ninguna de las imágenes habituales del sistema solar lo muestra a escala. Muy curiosa la idea de hacerlo de verdad. Por cierto, yo tengo una canica casi igual a la que sale en 1:49.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s