Tema 2: Modelos del cielo

Los alumnos del curso de humanidades «Las ideas de la ciencia» podéis dejar aquí comentarios, observaciones, preguntas… todo lo que penséis que puede aclarar cuestiones o aportar algo a los demás.

  1. Ignacio Zambudio

    Las fases de la luna por Anaxágoras.
    Cuando este tema fue mencionado en clase, me interesó mucho y decidí profundizar un poco en este hecho tan importante para la ciencia y la astrología. Anaxágoras fue un filósofo nacido en Clazómenas (actual Turquía) y luego se trasladó a Atenas debido al fracaso de las revueltas jónicas y la destrucción de Clazómenas y su posterior reubicación alrededor de 483 antes de cristo. Él fue el primer filosofo monoteísta en afirmar que el universo fue creado por el poder racional de una mente infinita, por eso se le consideraba el fundador del monoteísmo en Europa.

    Algunos de estos grandes filósofos sufrieron las consecuencias por en algunos casos estar en contra de aquel antiguo estatus quo y en muchos casos se los llamaban herejes, por más que estaban en lo correcto. Anaxágoras es uno de los filósofos presocráticos que es reconocido por otros términos filosóficos como el nous, también se enfocó en la ciencia y la explicación del movimiento de los astros. Además, también es considerado como el primer teólogo de la historia.
    Él habría de ser el primer filósofo y pensador extranjero en llegar a Atenas donde se ganó el favor de Pericles, gobernador de la ciudad, quien incluso fue uno de sus alumnos y seguidores. Allí él sería el primero en explicar de forma acertada el fenómeno de los eclipses un tema que ya era discutido entre los filósofos de la época, así como las fases de la Luna y su verdadero origen y de que estaba hecha.
    El filósofo griego, que falleció cerca del 428 a.C., hizo una simple premisa que habría de revolucionar nuestra concepción del mundo muchos años después: los astros eran “objetos” y no dioses (Cosa que luego le traería consecuencias por ir en contra de la religión griega). Bajo esa premisa, todo objeto era observable, analizable y era capaz de ser estudiado lo cual lo llevó a creer que la Luna era una roca no muy diferente que nuestra propia Tierra.

    Él habría de aventurar que la Luna era un pedazo de roca que seguramente había sido expedido de la Tierra, la misma teoría que 23 siglos después el físico George Darwin también postularía (un hecho increíble ya que estuvo en lo correcto incluso antes de cristo). Del mismo modo, Anaxágoras describiría algunas montañas en la Luna, y se enfocaría en el estudio de las fases lunares.
    Anaxágoras convierte el problema de la luz lunar en un problema de geometría. Cuando la Luna está del lado opuesto que el Sol de la Tierra [es decir la posición Luna, Tierra y Sol], el lado lleno es iluminado [la luna llena], produciendo un modelo de los cielos que predice no sólo las fases de la Luna, pero también la posibilidad de la apreciación de un eclipse.
    De tal forma supo nombrar a los eclipses lunares y solares con respecto a la posición de los tres astros e incluso se atrevió a decir que el Sol era una roca incandescente (una bola de hierro candente), siendo uno de los primeros en postular unos de los fundamentos de la composición del Sol, aunque no de la forma más acertada.
    Su aseveración provocó que Anaxágoras fuera considerado como un hombre que iba en contracorriente a todo lo que los griegos creían en aquella época y aquello que lo llevó al destierro fue una simple ley que prohibió la enseñanza de cualquier otra teoría sobre los astros (ya que estaba en contra de la religión). Algunos indican que la persecución de Anaxágoras en realidad tuvo una motivación política pues deseaban afectar a Pericles (su amigo y seguidor), de tal forma, fue hecho prisionero alrededor de 450 a.C. y condenado a la muerte, pero afortunadamente para Anaxágoras, Pericles logró liberarlo y evitar su sentencia de muerte, no obstante, Anaxágoras fue desterrado en Lámpsaco. Se dice que Anaxágoras tenía un grupo de seguidores en Lámpsaco, y el muere debido a que decide por si mismo morir de hambre (Hecho cuestionado).
    En la actualidad, el legado de Anaxágoras ha sido conmemorado nombrando a un cráter en el polo norte de la Luna como el filósofo, extendiendo su legado hacia la actualidad y el futuro haciendo justicia a uno de los filósofos mas importantes de la antigua Grecia.

    Bibliografía:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Anax%C3%A1goras

    https://culturacolectiva.com/historia/anaxagoras-filosofo-desterrado-por-afirmar-luna-era-una-roca/
    https://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/09/ciencia/1368118282.html

  2. JAVIER LOPEZ GONZALEZ

    LA PRIMERA CALCULADORA ASTRONÓMICA

    La calculadora mecánica superviviente más antigua del mundo es el Mecanismo Antikythera . El sorprendente dispositivo fue descubierto en un antiguo naufragio frente a la isla griega de Antikythera en 1900.
    En los años 70 d.C., una lujosa nave romana se hundió cerca de Creta, y en el año 1900, una tormenta obligó a un pequeño pesquero a fondear en la isla de Antikythera , al norte de Creta. En ese tiempo descubrieron un viejo navío naufragado. Una vez avisados los arqueólogos, se encontraron estatuas de bronce, monedas y un artefacto de apariencia mecánica, pero que estuvo a punto de confundirse con una simple piedra calcárea, por su mal estado de conservación.
    Los engranajes de aquel aparato eran tan complejos y precisos como los de un reloj. Era una especie de calculadora astronómica que calculaba la posición de todos los cuerpos celestes.
    Sin embargo, a pesar de su antigüedad, hasta 2006 no se descifró su funcionamiento.
    La máquina recibía información de la posición del sol mediante un sextante, e indicaba la hora de una forma aproximada. No existía otro instrumento como éste, y no era comparable con ningún otro. De hecho, según los científicos, esta herramienta es técnicamente más compleja que cualquiera de los dispositivos existentes durante al menos 1.000 años después.
    El dispositivo ahora está fragmentado por el paso del tiempo, pero cuando está intacto, habría aparecido como una caja que alberga docenas de ruedas dentadas de bronce finamente mecanizadas. Cuando se gira manualmente mediante un asa, los engranajes abarcan diales en el exterior que muestran las fases de la Luna, el momento de los eclipses lunares y las posiciones de los cinco planetas conocidos (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) en diferentes épocas del año.

    Sin embargo a pesar del gran descubrimiento de este sistema complejo, no se conoce la persona que lo desarrollo. Se tiene una idea de que pudo haber sido el primer astrónomo científico Hiparco de Nicea.
    Fue uno de los grandes genios de la Antigüedad, sucediendo a Eratóstenes en la Biblioteca de Alejandría. Elaboró un catálogo de 850 estrellas, clasificadas según su brillo; calculó la distancia de la Tierra a la Luna con mucha precisión; y desarrolló una teoría que explicaba el movimiento de la Luna. Esto último es lo que más ha hecho pensar en que pudiera ser el inventor de la máquina.

    Bibliografía:
    https://www.elmundo.es/elmundo/2006/11/29/ciencia/1164818016.html
    https://www.exponav.org/la-calculadora-de-antiquitera-el-primer-ordenador-astronomico/
    https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2020-05-15/descubrimientos-astronomicos-de-la-antigua-grecia_2592947/

  3. Jorge González Negro

    En clase hemos tratado la concepción del mundo según los griegos y los egipcios. He buscado información acerca de leyendas antiguas sobre el sol y la luna que narran la historia de amor entre ambos astros, y dos me han gustado especialmente: la leyenda griega y la leyenda mexicana.
    Cabe primero preguntarse qué es una leyenda. El Diccionario de la Real Academia Española define el término como una “narración de sucesos fantásticos que se transmite por tradición”.
    A diferencia del relato cristiano, según el cual Dios creó los dos astros como objetos, las leyendas griega y mexicana los humanizan y construyen una narración en torno a ellos.
    Cuenta la leyenda griega que en la antigüedad dos jóvenes llamados Luna y Sol se enamoraron locamente. Afrodita, la diosa de la belleza y del amor, sintió celos de que una pareja de mortales pudiera quererse tan intensamente y bajó desde el Olimpo para demostrar que su amor era falso. Utilizando sus dotes de seducción, la diosa trató de conquistar al joven Sol, pero éste la rechazó. Furiosa, Afrodita convirtió al joven Sol en el astro que iluminaría el día y a la mujer en el que iluminaría la noche, por lo que nunca coincidirían en el firmamento. Creía que así su amor se extinguiría. Al ver que su amor sobrevivía al tiempo y la distancia, Zeus intervino para que el Sol pudiera, al menos, rozar de nuevo el rostro de la Luna. Así ocurre en los días de eclipse, cuando los dos amantes vuelven a fundirse en un solo cuerpo.
    La leyenda mexicana cuenta que, antes de que existiesen el sol y la luna, en la tierra reinaba la oscuridad. Para crear el sol e iluminar así el planeta, los dioses se reunieron en Teotihuacán, ciudad situada en el cielo. Encendieron una hoguera sagrada sobre la cual debía saltar aquel que quisiera convertirse en sol. Se presentaron dos candidatos. El primero, Tecciztécatl, era alto, fuerte y rico, mientras que el segundo, Nanahuatzin, era pobre no tenía un aspecto agraciado. Tecciztécatl no se atrevió a saltar la hoguera y salió corriendo; Nanahuatzin, en cambio, se arrojó a la hoguera. Los dioses decidieron entonces convertirlo en sol.
    Cuando Tecciztécatl vio lo que Nanhuatzin había hecho, decidió saltar también, convirtiéndose así en otro sol. Ante la situación, los dioses acordaron que el primer sol era el verdadero sol, y decidieron apagar el segundo, para lo cual aventaron un conejo contra él. Nanhuatzin fue convirtiéndose en un astro más opaco, la luna.
    Estas leyendas me parecen interesantes porque aportan una explicación original a hechos científicos.
    Vídeo: https://www.postposmo.com/leyenda-del-sol-y-la-luna/
    Bibliografía: https://www.telecinco.es/eltiempohoy/el-cielo/Romeo-Julieta-historia-Luna-Sol_0_2130975342.html
    https://mitosyleyendascr.com/mexico/la-leyenda-del-sol-y-la-luna/

  4. ADRIAN SERRANO NAVARRO

    El mundo, y el paso del día a la noche, según los egipcios

    Durante una de las ultimas clases, se estuvo hablando de la concepción que tenía la cultura egipcia sobre el mundo. No obstante, esto se vio de forma muy resumida por lo que decidí profundizar en este tema para poder conocer más sobre esta civilización, una de las más importantes de la humanidad, cuya historia abarcó más de tres milenios. Así, tras analizar el contenido de distintas páginas web, pude adentrarme en la visión que estos tenían sobre la creación del cosmos y el universo, y lo que esconde el paso del día a la noche.

    De esta forma, según habrían establecido las fuentes documentales egipcias, tal como textos religiosos, textos de las pirámides (texto de los sarcófagos o el libro de los muertos) y el estudio de jeroglíficos, todo parte del concepto de los dioses, y de dos cosmogonías principales la heliopolitana y la hermopolitana. La primera, basada en los propios textos de las pirámides y en el papiro 10188 B (papiro Bremner-Rhind) del Museo Británico, es la teología más importante y aceptada por lo que decidí centrarme en ella.

    De este modo, según el mito heliopolitano, que viene marcado por un grupo ficticio de 9 dioses, inicialmente en medio de las tinieblas y la oscuridad, sólo existía un océano infinito de aguas inmóviles, el cual se llamaba Nun u océano primordial. Todo se hallaba inmerso en un caos, pero llegado un momento el mundo como tal adquirió una especie de conciencia y pudo formarse a sí mismo, emergiendo de dicho océano en una colina el primer dios, Amón-ra, el dios sol. Ya a partir de él, de su aliento, su saliva… fueron surgiendo Shu, dios del aire, y Tefnut, diosa de la humedad, que más tarde engendraron a Geb, dios de la Tierra y Nut, diosa de los cuerpos celestes. De esta forma, a partir del casamiento de estos dos últimos, y más concretamente para la copulación, estos se habrían puesto uno sobre otro, es decir, la tierra se habría colocado bajo el cielo, dándose lugar a la configuración del mundo que todos conocemos, donde las estrellas serían los hijos de ambos. Ya finalmente, de su separación habrían surgido los cuatro dioses restantes de la Enéada, Isis, Osiris, Neftis y Seth, aunque este hecho no tiene demasiada implicación con lo que nos atañe.

    Todo ello lleva a pensar en un contexto o situación similar al que se nos había mostrado en clase, donde Nut ocuparía el cielo, Geb la tierra, y entre ambos estaría Shu, que se habría entrepuesto por castigo u orden del Dios Ra. De hecho, como se comentó, de la interacción entre estos dioses surge el paso del día a la noche, si bien también es de destacar la presencia de un sol que se habría generado cuando Ra se colocó uno de sus ojos en la frente. No obstante, existen otros aspectos importantes que se deben mencionar si se quiere conocer al completo el pensamiento egipcio.

    Así, esencialmente lo que sucedía es que todas las mañanas shu transportaba al sol (Ra) en su barca por el aire, durante 12 horas, simulando el paso del mismo por la Duat, el equivalente del Infierno egipcio. En él, Ra debía cruzar por doce puertas, una por cada hora de la noche, que estaban custodiadas por la serpiente Apep cuyo objetivo era acabar con el sol. De esta forma, dado que llegada la noche Nut se tragaba él sol, si Ra era capaz de atravesar la Duat, volvía a nacer de Nut el sol, y este se volvía a transportar por el cielo durante otras doce horas, dando origen a un nuevo día… Por tanto, la idea del viaje en barca de la imagen propuesta en las diapositivas, más bien abarcaría muchas más acciones de las que se representan. Es decir, los egipcios no consideraban que tan solo se trataba de un movimiento en barca sencillo, sino que sus explicaciones incluían muchas otras historias detrás, sobre todo con la Duat, que por no alargarme he tenido que omitir (Al final cada puerta del viaje representaba una situación distinta que me hubiera gustado estudiar y valorar).

    Finalmente, y como comentario personal, quiero hacer hincapié en que aunque a simple vista estas historias pueden parecer rocambolescas y ridículas, no hay que olvidar la época en la que se encontraban, una etapa sin medios en la que apenas se conocía nada, en la que intentaron explicar a su forma unos hechos que para ellos eran divinos.

    En caso de que alguien quiera leer más sobre este tema, a continuación pongo a vuestra disposición algunas de las webs de donde he sacado las ideas base, así como otras referencias de interés:

    Bibliografía:

    Doce puertas del duat:
    https://silviafight.wordpress.com/2018/09/26/las-12-horas-de-la-duat/

    Creación del universo:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Mito_de_la_creaci%C3%B3n_egipcio
    http://amigosdelantiguoegipto.com/?page_id=8711
    https://www2.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/egiptoreligionmitosc1.htm

    videos cortos:

  5. PABLO SANTA-CRUZ SÁNCHEZ

    EL ORIGEN DE LA ASTRONOMÍA EN LAS CIVILIZACIONES

    Los modelos del cielo expuestos en clase me han producido un gran interés, y he querido ahondar en el inicio de la astronomía en las civilizaciones expuestas en clase.

    En el Oriente Próximo surgieron dos civilizaciones muy relacionadas culturalmente, como son Mesopotamia y Egipto, ambas cerca de grandes ríos tales como el Éufrates y el Nilo respectivamente. Sendos pueblos fueron prósperos y debido a ello, hubo un gran desarrollo en el conocimiento, surgiendo así saberes como las matemáticas, la astronomía y la escritura.
    Estas dos civilizaciones también compartían una religiosidad muy arraigada, aunque sus credos fueran distintos. Es por esto que comenzaron a atribuir a los fenómenos naturales un carácter divino, para así intentar predecirlos y conocer su significado.
    Debido a esta iniciativa existen, por ejemplo, en la cultura mesopotámica dioses como Anu (dios del Cielo y padre de todos los dioses) y Nannar (dios de la Luna). En la cultura egipcia existen también estas personificaciones, por poner un ejemplo existía Ra (dios del Sol) y Horus (dios del Cielo).

    Figura 1. Mapa de Egipto, Mesopotamia y Grecia.

    Así, las dos civilizaciones realizaron muchas observaciones, que luego serían empleadas por los griegos (inicialmente Tales de Mileto) para desarrollar sus teorías. Posteriormente estas acabarían estando más centradas en las matemáticas y la realidad que en razones divinas o filosóficas. Este intercambio cultural fue esencial para el progreso en los modelos del cielo.
    Por ejemplo, sin estos conocimientos heredados, Aristóteles no habría podido desarrollar su libro “De Caelo” en el que aportaba explicaciones matemáticas y cosmológicas sobre el funcionamiento del cielo.

    Debido a la concepción que existía sobre la astronomía en las distintas culturas, el desarrollo de la cosmología se abordó de diferentes formas.
    En la cultura egipcia y mesopotámica, el conocimiento astrológico terminó sirviendo como herramienta de predicción. Además, sólo era estudiada por los sacerdotes de la época (en Mesopotamia eran conocidos como caldeos por los griegos, puesto que pertenecían a la región de Caldea).

    Figura 2. Representación de los caldeos de Mesopotamia.

    Sin embargo, en la cultura griega los conocimientos astrológicos desarrollados fueron llevados a la política, lo que provocó desagrado en los sabios de la época, que pensaban que una herramienta como la astronomía debía mantenerse al margen del carácter teórico/filosófico de la política.
    Podemos concluir que los avances generados en la antigua Grecia tienen genética egipcia y mesopotámica, y sin las observaciones y los conocimientos iniciales aportados por estas dos grandes culturas (a pesar de que posteriormente se quedaron ancladas en la utilidad frente a la verdad), el curso en el desarrollo de un modelo cosmológico hubiera sido muy diferente.

    Transmisión de conocimiento entre Egipto y Grecia:

    Bibliografía:
    https://soloesciencia.com/2020/04/13/la-astronomia-en-las-antiguas-civilizaciones/
    https://antonioheras.com/historia_de_astronomia/astronomia-mesopotamia.htm
    https://www.ugr.es/~pwlac/G26_25MariaDelMar_Valenzuela_Vila.html#16
    https://es.wikipedia.org/wiki/Mesopotamia#Astronom%C3%ADa
    https://es.wikipedia.org/wiki/Sobre_el_cielo
    https://es.wikipedia.org/wiki/Dioses_egipcios

  6. Fernando Torrejón Martín

    En la clase de los modelos del cielo surgió la duda de cómo existe una cara oculta de la luna si esta no sólo gira alrededor de la Tierra, sino que además gira sobre sí misma. Al parecerme una cuestión realmente interesante, decidí dedicarla un comentario.
    La respuesta a la pregunta de por qué sólo podemos visualizar una de sus caras es relativamente sencilla, ya que resulta que ese movimiento de traslación de la luna está sincronizado con su movimiento de rotación sobre la Tierra, lo que la otorga una rotación sincrónica de algo más de 27 días, como podemos observar en la siguiente imagen:

    ¿Pero cómo se pudo llegar a dar esta especie de “casualidad”?
    Para responder a esta pregunta hay que remontarse a la formación de la luna, como un desprendimiento de la masa de la Tierra a causa de una colisión, rotando así de forma rápida al igual que la Tierra. Pero con el tiempo el centro de la gravedad de la Tierra provoca que la rotación de la Luna se sincronice con la de la Tierra.

    Millones de años más tarde la luna se fue alejando de la Tierra a la vez que esta última deceleraba su rotación de las 5 horas a las 24 horas actuales, hasta llegar a los movimientos de rotación y traslación actuales.

    Os dejo un vídeo de AstronomiaWeb muy interesante en el que aborda numerosos temas y curiosidades relacionados con la Luna, incluyendo por supuesto lo mencionado en este comentario:

    Bibliografía:
    https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/apolo-11-770/el-origen-de-la-luna-17627
    https://astroaficion.com/2019/07/11/por-que-siempre-vemos-la-misma-cara-de-la-luna/#:~:text=La%20Luna%20s%C3%AD%20gira%20sobre%20s%C3%AD%20misma&text=En%20realidad%2C%20siempre%20vemos%20la,rotaci%C3%B3n%20y%20traslaci%C3%B3n%20est%C3%A1n%20sincronizados.
    https://www.lavanguardia.com/vida/20190203/46177479886/por-que-vemos-siempre-la-misma-cara-de-la-luna.html

  7. Pablo Escudero Santos

    Uno de los problemas que siempre me ha parecido tener la visión occidental de los orígenes de la ciencia, filosofía y astronomía es su total enfoque a los comienzos griegos de estas materias, ignorando los desarrollos independientes en lugares como Asia. Así, he intentado hacer una breve pincelada de la cosmología de la antigua china para observar sus diferencias con la cosmología y astronomía griega:

    – Cosmología china:

    Existen 3 modelos clásicos de la concepción china del universo, Gai Tian, Hun Tian y Shuen Yue:

    El modelo Gai Tian, el más antiguo, consiste en una tierra plana y el cielo en forma de paraguas.

    El modelo Hun Tian usaba la analogía del «huevo». La tierra plana estaba situada en el centro de la yema del huevo y rodeada de agua, mientras que los cielos eran como la cáscara del huevo. Esto se debe a la grán importancia que la astronomía china ponía sobre la estrella polar.

    El tercer modelo, Shuen Ye, es más una noción filosófica que una teoría científica. No discute las formas de la tierra y los cielos, sino que se concentra en los objetos que se mueven libremente en el cielo y en el espacio vacío e ilimitado.

    Estos tres modelos englobaron la percepción china del cosmos hasta la llegada de la astronomía y cosmología europea por medio de misionarios jesuitas.

    – Astronomía china:

    Al igual que en Grecia u otras culturas, uno de los principales factores en el desarrollo de la astronomía fue la preparación de calendarios precisos que pudiesen predecir eventos astronómicos. Así, la astronomía china se caracteriza por sus grandes catálogos de estrellas y el modelo de calendario lunisolar.

    Mientras que en Grecia y por consiguiente el mundo occidental se puso el enfoque sobre el razonamiento de la causa de los acontecimientos astronómicos, en china el enfoque recaía sobre observar y seguir los patrones celestiales.

    La idea principal que se puede extraer del modelo chino de los cielos, no es su veraz representación del espacio y correcta explicación de su origen, si no la relación del hombre con el universo que le rodea y las conclusiones que puede extraer. Mientras que los griegos buscaron modelos matemáticos que pudiesen explicar con precisión la supuesta perfección de los astros con respecto a la imperfección terrestre, los astrónomos chinos dieron por sentado que su tarea consiste en «descubrir» y «seguir» las reglas naturales, más que en «razonar».

    Este punto de vista no se derrumbó ni siquiera en el siglo XIX, cuando el erudito Ruan Yuan todavía se quejaba de las cambiantes teorías de la astronomía occidental: «Las leyes siempre están cambiando… No sé dónde está la verdadera razón». Continuó argumentando que «las leyes celestiales son tan profundas y sutiles que están más allá de la capacidad humana». Por ello, en la historia de la ciencia china prevalece el hecho de que las teorías pretenden expresar certezas en lugar de buscar razones. Sólo así las teorías pueden «durar eternamente sin errores»

    Bibliografía:
    https://www.eduhk.hk/apfslt/v6_issue2/liusc/liusc4.htm#four
    https://www.eduhk.hk/apfslt/v7_issue2/liusc/lisc5.htm
    https://en.wikipedia.org/wiki/Chinese_astronomy

  8. JuanMS

    Ignacio Zambudio: Casi todo tu comentario está sacado palabra por palabra de la 2ª referencia de tu bibliografía. Deberías sintetizar tus fuentes con tus propias palabras y demostrar que las has entendido.

    Javier López González: Has hecho un collage con tus tres referencias, pero se echa de menos una síntesis con tus propias palabras.

    Jorge González Negro: más que “el relato cristiano”, habría que hablar del “relato judío” pues el Génesis es parte del Antiguo Testamento. Lo interesante, más que unas u otras leyendas (que hay muchas) es el contraste entre la mentalidad mitológica de los pueblos que creaban esas leyendas y la mentalidad del pueblo judío, que resulta mucho más “científica”. También se echa de menos que expliques que autor narra esa leyenda griega (seguramente en el original no se llamaban Luna y Sol… http://www.telecinco.es no es una fuente muy seria…)

    Adrián Serrano Navarro: Has hecho un buen trabajo de comparación de fuentes; el comentario profundiza en lo que comenté muy rápido en clase. Y en efecto, estas historias pueden parecer ridículas, pero tienen muchos significados, a veces difíciles de imaginar; son valiosas precisamente porque nos hacen ver que nuestra manera de ver el mundo no es en absoluto natural, sino el fruto de miles de años de evolución cultural y filosófica.

    Pablo Santa-Cruz Sánchez: Has elegido un tema interesante del que además hemos hablado muy poco en clase. Pero me hubiera gustado que concretaras un poco más: mencionas por ejemplo que sin los conocimientos de babilonios y egipcios Aristóteles no había podido escribir su tratado sobre los cielos, pero ¿cuál es la deuda que tiene, en concreto? (por ejemplo: algún autor egipcio o babilonio llegó a la conclusión de que la Tierra es redonda?) Y ¿no serán autores anteriores los más influidos por esos conocimientos “importados”?. El vídeo no aclara precisamente este tema.

    Fernando Torrejón Martín: Correcta la explicación de por qué sólo vemos una cara de la Luna. Ahora bien, lo que no queda explicado es por qué se produce esa sincronización entre el periodo de rotación de la Luna en torno a su eje y su periodo de traslación en torno a la Tierra. El vídeo que enlazas cuenta muchas cosas pero no explica el mecanismo que causa ese fenómeno, te pongo aquí uno que lo cuenta bastante mejor (aunque todavía habría que explicar alguna cosa más): https://www.youtube.com/watch?v=whPjge7xRBE

    Pablo Escudero Santos: Por lo que veo, el modelo Hun Tiene se va pareciendo al de las dos esferas… pero no llega a concebir la Tierra como esférica. Es sorprendente que una civilización tan avanzada en otros aspectos tuviera ese retraso científico, y da mucho que pensar sobre lo poco natural que es la ciencia como modo de pensar. Precisamente el descontento del erudito chino que mencionas es común en mucha gente que no se da cuenta de que el hecho de que las leyes cambien es una fortaleza y no una debilidad de la ciencia. Esa gente suele, entonces, malinterpretar la ciencia y creer que te da respuestas eternas e infalibles, como quería Ruan Yan. Pero esa visión “china” del conocimiento es, precisamente, lo opuesto de lo que realmente es la ciencia.

    • Ignacio Zambudio

      Juan Melendez Sanchez ,Efectivamente, entendí todo lo que he investigado, me pareció muy interesante gran parte de la vida de Anaxágoras, y los cambios que generó en la humanidad, un hombre que se tuvo que desplazar hacia otra tierra por las revueltas jónicas y destrucción de su ciudad natal, que se dedicó a pensar y cuestionar el origen de las cosas, incluyendo la religión, siendo el primer filósofo monoteísta, y dando inicio a el monoteísmo en Europa. Esto es increíble ya que la religión estaba muy establecida en ese momento de la historia, por lo tanto era muy peligroso intentar cambiar la forma en la que las personas pensaban. Esto no fue lo único que hizo, también se enfocó en el campo de la ciencia, física y astrología. Respecto al movimiento de los astros, el se dio cuenta que los objetos como la luna, los planetas o el sol no eran dioses, que eran objetos que cumplían un siclo que llevaban cumpliendo hace mucho tiempo, también explicando los eclipses (cosa muy cuestionada en el momento), y las fases de la luna. También formuló una teoría que decía que la luna es un trozo de tierra despedido de la tierra hacia al espacio, y por eso giraba al rededor de la tierra, por eso el es tan importante para la historia, porque descubrió muchas cosas interesantes en un tiempo en el que no habían herramientas precisas y ni siquiera había nacido Cristo. Otra cosa que me interesó sobre él, es que siempre fue maltratado por introducir nuevas ideas a la sociedad, nunca fue reconocido (al menos en ese momento) por las cosas que hizo, y además el final de su vida fue triste, ya que no fue ejecutado por poco, pero luego es desterrado y el decide morir de hambre por sí mismo. Por eso pienso que esta persona tan importante debería haber sido mas reconocido y no debía haber sido desterrado.

  9. JAVIER LOPEZ GONZALEZ

    Los diez días de octubre que nunca existieron.
    En 1582, en el mes de octubre, hubieron 10 días que no existieron nunca, pero antes de la explicación pongámonos en contexto.
    El calendario Juliano fue impuesto por Julio César en el año 45 a.C. como una reforma del calendario romano antiguo. Era el calendario predominante en el mundo Romano, y después lo fue en la mayor parte de Europa y en las zonas donde habitaban europeos dentro de América.
    El calendario juliano tenía una peculiaridad y es que se atrasaba con respecto al año trópico aproximadamente un día cada 128 años, lo que equivale a 11 minutos 14 segundos de exceso por año. Al igual que nuestro calendario actual, el calendario juliano tiene un año regular de 365 días divididos en 12 meses y se agrega un día bisiesto a febrero cada cuatro años. De esta forma, el año juliano tiene por lo tanto un promedio de 365 días y 6 horas, ajustando aproximadamente con este día adicional la duración del año trópico. Sin embargo, como he mencionado antes, esto no era así, puesto que no son 6 horas exactamente. Esto dato ya lo sabían los astrónomos griegos (al menos desde Hiparco, un siglo antes de la reforma juliana), conociendo que el año trópico era unos minutos más corto que 365 días y 6 horas. Sin embargo, no se consideró esta diferencia. Como resultado, el calendario juliano perdía alrededor de tres días cada cuatro siglos en comparación con los equinoccios observados con el paso de las estaciones.
    Es aquí cuando entra en acción el papa Gregorio XIII después de ¡1500 años!
    El papa Gregorio XIII, tras ver que la celebración de Pascua se iba adelantando cada año debido al calendario juliano, decidió reestructurarlo y mejorarlo. Por ello el papa decidió llevar a cabo la conocida reforma gregoriana, creando así el calendario gregoriano. Este calendario tiene diferencias con el calendario juliano en relación a los años bisiestos. El calendario juliano consideraba que cada 4 años se añade un día al calendario, mientras que el calendario gregoriano mantenía esa regla exceptuando aquellos años bisiestos múltiplos de 100 y de 400 (1600,1700,1800… y 1600, 2000, 2400…). De esta forma el calendario gregoriano ajusta a 365,2425 días la duración del año mientras que el calendario juliano tiene 365,25 días, lo que deja una diferencia de 0,0003 días al año de error, es decir, adelanta cerca de 1/2 minuto cada año (aprox. 26 s/año), lo que significa que se requiere el ajuste de un día cada 3323 años.
    Además de esta medida, tras ver el desfase que existía con el calendario juliano, el papa Gregorio XIII decidió eliminar 10 días de octubre en 1582 para que el día de Pascua se mantuviera. Esta es la historia de porqué no hubieron 10 días en octubre de 1582.

    Bibliografía:
    https://www.calendarr.com/mexico/calendario-gregoriano/
    https://www.eltiempo.com/cultura/gente/los-dias-de-octubre-que-jamas-existieron-en-el-calendario-gregoriano-657212#:~:text=Twitter%3A%20%40FXMC1957-,Los%2010%20d%C3%ADas%20de%20octubre%20de%201582%20que%20jam%C3%A1s%20existieron,nuevo%20calendario%20sino%20hasta%201752.&text=En%20el%202022%20se%20cumplen,en%20casi%20todo%20el%20mundo

  10. Carlos Rodríguez Calzada

    Ofiuco, el gran olvidado.

    Durante el curso, hemos estudiado el movimiento del Sol. Inicialmente se pensaba que el Sol formaba parte de la bóveda celeste. Sin embargo, al descubrir que la Luna se retrasaba con respecto las estrellas, se descubrió también que el Sol sufría un retraso sobre las estrellas, lo que genera las fases lunares. Además, se puede comprobar fácilmente que la duración de los días no es igual. Lo que nos llevó a la conclusión de que el eje de rotación del Sol es diferente al de la Tierra. El área que barre el sol en su movimiento le denominamos eclíptica.

    De esta forma surge el calendario del zodiaco. A lo largo de la eclíptica, el Sol va recorriendo diferentes constelaciones, lo que hoy llamamos horóscopo (Horo -del egipcio- y skopo -del griego) que traducido significa “mirar a Horus”, o lo que es lo mismo, según su simbología, “mirar al horizonte”. Las 12 constelaciones que lo componen son mundialmente conocidas y ya formaban parte del Almagesto de Ptolomeo en el año 148, que definía las 48 constelaciones clásicas.

    Sin embargo, existe una constelación más que está presente en el recorrido de la eclíptica pero no está incluida dentro del zodiaco, Ofiuco u Ophiuchus en griego. ¿Por qué esta constelación no aparece? ¿Se desconocía su existencia?

    https://ibb.co/7zs7qGw
    Figura 1. Podemos observar a Ophiuchus en la parte superior del cielo siendo recorrido por la eclíptica, línea amarilla.

    Las razones de su exclusión son un poco ambiguas. Lo que sí se sabe es que Ofiuco era conocida, también formaba parte del Almagesto de Ptolomeo. Esto nos indica que su rechazo fue una decisión deliberada.

    La primera razón estudiada se basa en la superstición del propio número 13. Desde muy antiguo se había relacionado a este número con la mala suerte, por lo que un calendario con 13 constelaciones no fue muy bien recogido.

    En cambio, la razón más lógica está relacionada con el propio calendario y el movimiento del Sol. Con 12 constelaciones se puede dividir perfectamente el giro completo del Sol de forma exacta, haciendo que cada constelación abarcase un total de 30º. Además, dado el calendario de 12 meses, fácilmente se puede asignar a cada constelación un mes de duración. Añadir una constelación adicional hace que los cálculos sean imprecisos.

    Esta constelación tendría su hueco entre Escorpio y Sagitario, con fechas del 30 de noviembre al 17 de diciembre. Además, su historia es una continuación del mito griego de Orión y el Escorpión.

    Orión, hijo de Poseidón y Euríale, era conocido como el gran cazador. Éste decía que era capaz de matar a todas las bestias de la Tierra. Artemisa, diosa cazadora, quiso vengarse. Por ello, le envió un escorpión que le picó en el talón y le mató por el veneno (mito de Escorpio). Durante el ascenso al cielo de Orión y el escorpión aparece Asclepio, dios de la medicina y versión griega de Ofiuco. Éste curó a Orión, devolviéndole la vida, y mató al escorpión. Debido a esta pelea, ambas constelaciones se encuentran separadas en la bóveda celeste, apareciendo Orión por el este y Escorpio por el oeste.

    Finalmente, una persona un poco escéptica podría dudar de que realmente el Sol recorra en un tiempo similar todas las constelaciones. Y efectivamente eso no ocurre. Por ejemplo, el Sol tarda 44 días en recorrer la constelación de Virgo y tan solo 7 en la constelación de Escorpio. En el caso de Ofiuco tarda 18 días. Lo que nos lleva a la decimocuarta constelación, Cetus. En la figura 1 se puede apreciar que la eclíptica también atraviesa esa constelación. Sin embargo, la razón por la cuál esta fue descartada se trata de que el tiempo que el Sol tarda en recorrerla son aproximadamente 12 horas.

    https://ibb.co/smBYh5t
    Figura 2. Calendario actualizado de la Nasa

    Os dejo un video explicativo que habla de Ofiuco y Cetus:

    Bibliografía:
    https://www.telesurtv.net/news/origen-signos-zodiaco-20180815-0034.html
    https://elpais.com/elpais/2015/12/14/ciencia/1450110558_090265.html
    https://educa-ciencia.com/mitologia-invierno/
    https://www.planetario.net/constelacion-cetus/

  11. David del reino iniesta

    La infinidad del cosmos.

    ¡Buenas!, he aprendido muchísimo en este tema de los modelos del cielo, pero no he podido evitar plantearme la siguiente pregunta; ¿Qué pensaban antiguamente de la infinidad del cielo que contemplaban?, ¿se planteaban eso? No he encontrado demasiadas respuestas a mi pregunta por lo siguiente;

    Apoyándome en las transparencias que se nos han proporcionado y buscando información en otros sitios he visto que es mas complejo de lo que parece, ya que empezando con el mundo según Homero (S.VII a.C.) el cual decía que el universo era una esfera la cual englobaba a la tierra como un disco rodeado de mares y el resto de la esfera eran los cielos siguiendo por los egipcios los cuales tenían una visión parecida, ambos al ´´meter´´ en figuras físicas el universo, se privaban de esa pregunta.
    En el momento que empezó a calar la idea de la tierra como una esfera y no como una tierra plana; no tenían demasiada curiosidad por el tema de si era infinito o no, por lo que he leído y sabiendo que esto ya queda fuera del temario, he visto que esto tuvo mucho interés en el siglo 20 por Albert Einstein y por Stephen Hawking los cuales determinaron que en cuanto a lo que se refiere infinito en cuanto a las dimensiones físicas si que lo era pero ya en el momento de la introducción de la cuarta dimensión, el tiempo, no lo era.

    Bibliografía
    http://www.conec.es/astronomia/el-universo-es-realmente-infinito-en-el-espacio-pero-es-finito-por-el-tiempo/

    Haz clic para acceder a T2_Modelos%20del%20cielo.pdf

  12. Gabriel Sotodosos

    En principio mi comentario en el blog pretendía ser una profundización en el tema del modelo celeste egipcio, ya que siempre me ha interesado mucho el tema del espacio y los cuerpos celestes y desde pequeño he leído varios libros de mitología, sin embargo en la egipcia nunca he terminado de profundizar y he visto que este era el momento ideal para investigar un poco sobre ella. Sin embargo, buscando blogs topé con un documento en internet en el que se menciona algo que me ha parecido muy curioso.
    En este documento se menciona una diferencia etimológica muy grande entre el concepto de día en la antigüedad y en el presente. Actualmente, cuando a nosotros se nos habla de un día pensamos en el periodo que tarda la Tierra en dar una vuelta sobre sí misma. Sin embargo, antes este concepto se dividía en día y noche.
    Este dato a priori puede parecer algo simple, sin embargo en el documento se ponen algunos ejemplos. Yo quiero compartir con vosotros algunos que aparecen en la biblia y que personalmente siempre he pasado por alto sin saberlo y me han impactado al leerlos:
    – En la biblia, los cuarenta días de ayuno de Jesús no son 40 días de ayuno con sus cuarenta noches, sino que desde la salida del sol hasta su puesta, Jesús no comía.
    – También aparecen ciertas referencias que nos pueden resultar redundantes como cuando en el Diluvio Universal se cita «haré llover sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches».
    Estos son los ejemplos bíblicos que se mencionan en el documento, hay otros tantos ejemplos tan interesantes sobre textos de la Antigüedad.
    A modo de conclusión quería proponer la misma pregunta que me ha surgido a mi tras leer este documento. ¿Qué pasaría si en el mundo actual nos siguíeramos refiriendo al día como el periodo diurno de las 24 horas? ¿Acaso no se podrían comprar medicinas en una farmacia que está abierta «todo el día»? ¿O qué pasaría por la noche si la policía nos diera servicio durante «el día completo»?

    Bbliografía:
    https://revistas.usal.es/index.php/1989-9289/article/view/24724/23429

  13. Santiago Diez Aza

    Revisando el tema este capítulo, se menciona a Pitágoras y a su escuela Pitagórica: los pitagóricos. Dado la rápida síntesis sobre el tema y la concepción sobre la esfericidad de la tierra, me ha interesado el hecho de no profundizar en su opinión puesto según tenía entendido, esta ‘religión’, mas semblante a una secta, contaba con personalidades importantes, cuya percepción vamos a profundizar en este comentario.

    Primeramente, esta sociedad secreta, fundada por Pitágoras de Samos, se conformaba por todo tipo de científicos, músicos y filósofos; personas formadas de manera excelente para la época. Entre los 32 estudiantes de dicha escuela, cabe destacar la presencia de 17 alumnas, que dada la situación de la mujer en aquella época sorprendente. La escuela se regía por una doctrina que definía el modo de vivir de sus miembros, con el epicentro de sus principios siendo los números. De hecho, este movimiento descubrió los números irracionales aunque obligaba a sus miembros a mantener en secreto dicho descubrimiento.

    Por supuesto, el sistema astronómico pitagórico estaba basado en términos de números. Para ellos, los números definían la existencia de la siguiente manera: un punto estaba asociado a un 1, línea a un 2, superficie y un solido a un 4. SU sistema astronómico fue de los primeros en establecer cuerpos celestiales que se mueven con trayectorias circulares. por supuesto, numerosos conceptos eran erróneos, como que el centro de estos círculos concéntricos era un fuego central invisible o la existencia de una ‘Contra-Tierra’. El principal precursor de dicho sistema fue Filolao (c 470 – c 385 a.C), seguidor del fundador. Para él, el universo seguía una harmonía como tal, es decir, pensaba que las esferas emitían sonidos indiscernibles puesto que el oído humano llevaba acostumbrado a el desde su nacimiento. Dado que para los pitagóricos, la música se podía dividir en harmonías que además se podían dividir en números, el universo entero podía diseccionarse en números. La música eran números, y el universo era música.

    El sistema se basaba en un conjunto de limitadores e ilimitados siendo ilimitados agua, fuego, tiempo, vacío o aire e limitados el resto de objetos con forma corpórea. El equilibro entre el ilimitado fuego y el límite central constituye el fuego central invisible y consecuentemente el cosmos. Proveniente, de fragmentos de este fuego central, se constituyeron cuerpos celestiales. El origen de la contra tierra previamente mencionada, pudo haberse dado para explicar los eclipses de luna, puesto que consideraban que estaba situada entre el sol y la tierra, o por encontrar el décimo numero de cuerpo celeste, número considerado como perfecto para los pitagóricos.

    Con respecto a la tierra, una idea destacable es que, al ser invisible el fuego central desde Atenas, se formulaba la hipótesis de que que este estaba situado detrás de la tierra, y que como todos los objetos se veían atraídos hacia el fuego, constituía una solución a la gravedad.

    Después de leer al respecto, me sorprende la cantidad de conceptos explicados por esta escuela, que, sabiendo que en la totalidad de la explicación hay numerosas lagunas, se asemejan mucho a la realidad. La disección de harmonías en números es semejante a las longitudes de onda; la explicación de la gravedad es errónea pero se arraiga en el principio de atracción de los cuerpos celestes lo cual es correcto; por supuesto, la idea de trayectorias circulares al rededor del fuego central es muy semejante a las orbitas de los planetas en un sistema heliocéntrico como el nuestro.
    Finalizando el comentario, creo que los pitagóricos hicieron increíbles hipótesis sobre la naturaleza del origen y funcionamiento del sistema solar. Es una pena que al ser sociedad secreta, muchos de sus escritos no se hayan podido encontrar o identificar como suyos.

    Bibliografía:
    https://web.archive.org/web/20180706094459/http://physics.ucr.edu/~wudka/Physics7/Notes_www/node32.html
    https://books.google.es/books?id=OgRAAQAAIAAJ&pg=PA42&lpg=PA42&dq=counter-earth+Antichthon+mysterious&redir_esc=y&hl=es#v=onepage&q=counter-earth%20Antichthon%20mysterious&f=false
    https://www.barcelonaclasica.info/es/els-pitagorics-i-la-musica-de-les-esferes/

  14. Santiago Diez Aza

    Los cometas y estrellas fugaces.
    Prosiguiendo con el repaso del tema Modelos de cielo y haciendo especial hincapié en los últimos modelos vistos en clase, que incluían 18 esferas en el caso de Eudexo y unas 50 en futuras correcciones, no pude evitar preguntarme la explicación a un evento tan destacable como la aparición de un cometa en el cielo. Teniendo en cuenta la cuantía de tiempo que los griegos empleaban observando el firmamento y su condición politeísta, las hipótesis encontradas en esta búsqueda son heterogéneas.

    Primeramente, el mito de pedir un deseo se origina en la interpretación de Ptolomeo, que compuso un tratado astronómico sin precedentes en extensión y alcance. Este, afirmaba que cuando un haz de luz cruzaba el cielo, se generaba una apertura en el mundo de los dioses para dar entrada a un alma mortal. Los ciudadanos de Grecia, religiosos practicantes en su máxima expresión, no desaprovecharían la ocasión para lanzar una plegaria ha dicha apertura con la esperanza de facilitar la recepción del mensaje. De esta manera, antes que la ‘puerta’ se cerrara’, había que finalizar la oración. Esta primera explicación casa con la cultura religiosa de la época, pero no con la científica que nos introduce en las siguientes líneas Aristóteles.

    Desde su libro «Meteor I», Aristóteles rebate hipótesis de la época y intenta esclarecer el origen de las estrellas fugaces con una hipótesis que concuerda más con la teoría de la época. Anaxágoras, por su parte, pensaba que la aparición de la grieta luminosa se debía a una ilusión al aproximarse dos planetas considerablemente. Por su parte, los pitagóricos ( imposible no mencionarlos después del comentario anterior), en su afinidad por aportar coherencia numérica a la existencia, afirmaban que se trataba de un único planeta más, con un cénit bajo y con una velocidad angular y trayectoria irregular características. Una esfera más en los modelos de la época.

    Aristóteles rebate ambas hipótesis con ‘contra-observaciones’ sencillas como el avistamiento de dos estrellas fugaces simultáneamente, despejando la idea de único planeta. Para la hipótesis de el acercamiento de planetas, las observaciones de describe Aristóteles sobre estrellas que se iluminan como ‘una cabellera’ (el artículo lo asemeja a supernovas), semblante a la de los cometas, no son errantes y por lo tanto, el acercamiento de dos planetas no explicaría la aparición de una estrella con ‘cabellera’ en movimiento.

    Refutadas ambas hipótesis, Aristóteles arroja la suya basándose, no en cuerpos celestes, sino en condiciones atmosféricas definidas por exhalaciones de la Tierra cuando el ambiente es seco y caluroso. La esfera de la Luna, propia de los modelos Ptolomeo, Eudexo y pitagóricos, arrastraba dicha exhalación, que se condensaba por efecto del desplazamiento, dibujando una línea luminosa en el cielo (generando chispas). Cabe destacar que la principal diferencia entre las explicaciones es el hecho de que el principio de origen esta situado, en vez de entre las esferas de los planetas y la celestial, sostenido por los primeros astrónomos mencionados en el comentario, entre la esfera de la Tierra y la de la Luna. La composición entre estas últimas esferas no se había abordado en clase y con este principio de Aristóteles, se empieza a intuir la idea de atmosfera, lo cual me parece sorprendente dada el símil entre realidad actual e hipótesis del siglo IV a.C.
    Bibliografía:
    https://www.turismodeestrellas.com/quien-fue-ptolomeo-y-por-que-cambio-nuestra-forma-de-mirar-las-estrellas
    https://www.anaminecan.com/post/arist%C3%B3teles-estrellas-fugaces-y-cometas
    https://www.comprarunaestrella.com/deseos-estrellas-fugaces/

  15. JuanMS

    Javier López González: Buena idea explicar más cómo fue el cambio al calendario gregoriano y por qué se perdieron esos diez días. Un par de puntualizaciones: (1) en el calendario gregoriano los años múltiplos de 4 son bisiestos, con la salvedad de que en el calendario gregoriano los años que son múltiplos de 100 no son años bisiestos, *excepto los que sí son divisibles por 400*, que sí son bisiestos. (2) has usado bastante el artículo de la Wikipedia, que tenías que haber referenciado: https://es.wikipedia.org/wiki/Calendario_juliano

    Carlos Rodríguez Calzada: Bien explicadas las razones (probables) por las que Ofiuco no forma parte del zodiaco. Y un detalle: la eclíptica no es un *área* barrido por el Sol, sino una *línea*, la trayectoria del Sol sobre la esfera celeste.

    David del Reino Iniesta: No te creas que los antiguos no se planteaban si el universo era finito o infinito. En realidad, Aristóteles había razonado que debía ser finito en el espacio e infinito en el tiempo (es decir, eterno). La razón de que fuera finito en el espacio es que si fuera infinito no habría ningún “centro” y se quedaría sin explicación para la gravedad, además de que ¿qué habría más allá de la esfera celeste?¿Vacío? Eso era imposible… La idea de un universo infinito vuelve a hacerse popular, o por lo menos a especularse con ella, cuando se abandona la idea de la esfera celeste, gracias sobre todo a Tycho Brahe, Kepler y Galileo.

    Gabriel Sotodosos: Es un detalle pequeño pero muy curioso. No lo sabía y he aprendido algo nuevo.

    Santiago Diez Aza: Pitágoras es probablemente el personaje más enigmático de la antigüedad (hay quien duda de que existiera, pero no hay ninguna duda de la existencia y la importancia de la secta pitagórica). De hacho hay quien le considera una especie de chamán (algo que tendría en común con otros personajes de la antigüedad, que hoy llamamos filósofos, como Empédocles). Es un buen resumen el que nos traes (y no sabía que dieran esa explicación a la gravedad). Si estás interesado en los pitagóricos, este libro es muy bueno: https://www.edicionesatalanta.com/catalogo/vidas-de-pitagoras/

    Sobre las estrellas fugaces, no conocía esa idea de Ptolomeo, pero como menciona el propio artículo que enlazas, lo de pedir un deseo aparece en varias culturas (Jordan Peterson lo menciona sin hacer referencia a Ptolomeo: https://twitter.com/quotes_peterson/status/925208975896846337)
    Como mencionas, Aristóteles (el titulo correcto del libro es Meteorológicos) es quien aporta una teoría más sólida (aunque finalmente equivocada) y que fue aceptada mucho tiempo.

  16. Diego Torroja Jiménez

    Los eclipses y su importancia en el ámbito de los descubrimientos científicos.

    A lo largo de este teme, se ha hablado varias veces de los eclipses, y de como han ayudado a elaborar teorías debido a su rareza y simultaneidad en zonas cercanas. Primero, me gustaría empezar por lo más básico. ¿Por qué se producen eclipses solares? ¿Cómo es posible que las dos esferas más visibles se alineen de forma tan perfecta, que produzcan unos segundos de oscuridad en pleno día? Pues, aunque suene raro, como muchas cosas en la ciencia, se trata de casualidad. Resulta que que la relación entre el tamaño del sol y de la luna es de 400.8 veces, y la relación entre sus distancias es de 390.22 veces. Esto supone que, en las raras ocasiones en las que ambos se alineen perfectamente, la luna tapa casi casi por completo al sol durante unos pocos segundos. Se puede ver claramente en este pequeño croquis.

    El hecho de que la relación entre la relación de tamaños y la relación de distancias no sea de una unidad perfecta (es de 1.027) hace que en los eclipses solares se pueda ver el contorno del sol alrededor de la luna; lo que le da un aspecto aún más asombroso en mi opinión.

    Ahora bien; como es que fueron estos eclipses tan importantes en cuanto a descubrimientos científicos? Cuando se usaban los relojes solares, era muy complicado realizar experimentos simultáneos en lugares distintos, ya que debido a la diferencia horaria, cuando un reloj en el punto a marcaba una hora, otro reloj en el punto b marcaba otra distinta. Una forma de asegurarse de que los experimentos se llevaban a cabo simultáneamente, era realizarlos a la vez durante un eclipse. Si bien es cierto que los eclipses se ven diferentes también dependiendo de la posición en la tierra, para sitios cercanos se pudieron usar para medir, por ejemplo, esta diferencia horaria mencionada anteriormente, apuntando la hora que marcaba el reloj de sol cuando el eclipse daba comienzo en dos lugares relativamente cercanos.
    No solo se usaron eclipses solares y lunares, sino también eclipses como los eclipses de Venus.

    Si avanzamos en el tiempo al 1919, se lleva a cabo el eclipse moderno más significativo de la ciencia. Se trata nada menos de el eclipse que demostró la teoría de Albert Einstein de que la luz se desvía debido al campo gravitatorio del sol; la famosa teoría de la relatividad. Durante el eclipse de 1919, se compararon las posiciones reales y aparentes de unas 13 estrellas de la constelación de Tauro. El análisis de las medidas obtenidas de los rayos de luz confirmaba la desviación de luz por influencia del campo gravitatorio solar, verificando una de las predicciones históricas más importantes que se hayan hecho en la historia de la ciencia.

    En adición, los eclipses también han servido como fenómeno a ser explicado en distintos modelos celestes. Se contaban como un hecho que tendría que ser explicado en los modelos ideados; como ocurrió con la creación de las 3 leyes fundamentales de Kepler, cuyo modelo daba una explicación muy coherente a estos fenómenos.

    En conclusión; los eclipses, a parte de ser fenómenos naturales asombrosos cuya existencia habrá creado sin duda numerosos mitos en las civilizaciones más antiguas (se dice que debido a la predicción de un eclipse en el año 585 ac por parte de Tales, se detuvo la guerra entre los Medos y Lidios debido a su interpretación divina), también ha dado lugar a abundantes teorías científicas y ha servido de demostración para otras. Sumándole la casualidad de que la relación tamaño-distancia sea tan asombrosa entre las esferas, se trata sin duda de uno de los fenómenos naturales más importantes de la historia de la humanidad.

    Fuentes: https://www.bbvaopenmind.com/ciencia/fisica/eclipses-para-iluminar-la-ciencia/
    https://hmong.es/wiki/Eclipse_of_Thales#:~:text=El%20eclipse%20ocurri%C3%B3%20el%2028,inmediato%20y%20acordaron%20una%20tregua.
    https://astronomiaparatodos.com/2019/06/15/magnitud-y-tamano-aparente-de-los-objetos-del-cielo-distancia-angular/

  17. Álvaro Usunáriz Bacuas

    Después de haber visto en clase la concepción del mundo según varias civilizaciones en diferentes he decidido hacer una breve recopilación de las concepciones sobre la tierra más significativas y relevantes a lo largo de la historia

    Dividiré este resumen en dos partes, antes de Cristo y después de Cristo, una vez aclarado esto comencemos.

    Empezaremos con los egipcios, estos establecen a la tierra como el centro, rodeado de cielo (Nut), siendo la Duat el espacio por el que circula el sol entre dos límites, el fin del crepúsculo vespertino y el matutino. Todo ello rodeado por el Nun, un océano enorme.

    Después de mencionar a los egipcios, nos tendríamos que fijar en los griegos, comenzando por el siglo IV a.c, definiendo a la tierra como una isla que flota en el agua.
    Este pensamiento sería corregido por la mayoría de los filósofos presocráticos, ya que estos la concebirían como una esfera.
    El primero en definir la tierra como una esfera fue Anaximandro, filósofo que vivió entre el 610-545 a.c. Dicho modelo no fue cuestionado por ningún pensador griego.
    Cabe destacar Eratóstenes, ya que consiguió calcular con bastante acierto la circunferencia de la tierra.
    Una prueba de que realmente establecieran que la tierra tenía forma esférica es la propia estatua de Atlas Farnesio, estatua en la cual Atlas sujeta a la tierra con forma esférica.

    Después de todo esto, llegó el cristianismo y cambió la concepción de la forma de la tierra, ya que la biblia sugería que la tierra era plana, véase en el versículo Isaías 40:20 “El es el que está sentado sobre el círculo de la tierra”

    Aunque dicho modelo sería corregido nuevamente como puede verse por ejemplo en los escritos de Alfonso X el sabio, defendiéndola como redonda.

  18. JuanMS

    Diego Torroja Jiménez: Efectivamente, es una casualidad muy afortunada para la astronomía que el tamaño angular de la Luna y el Sol sea prácticamente igual. Como señalas, los eclipses han sido importantes porque proporcionaban una manera de sincronizar observaciones desde lugares alejados, pero te ha faltado dejar claro que esto ocurre con los eclipses lunares y no con los solares. También, que esta sincronización fue fundamental para demostrar que la tierra se curva en dirección E-W y para determinar longitudes desde Tierra. En cuanto a los eclipses de Venus supongo que te refieres a los tránsitos (es decir, cuando pasa por delante del Sol), que se han usado para medir distancias en el Sistema Solar. Otra aplicación curiosa de los eclipses es, al haber sido registrados con gran precisión desde épocas remotas (a veces, se sabe incluso el día y la hora) proporcionan información sobre la variación del periodo de la Tierra (que se va frenando por efecto de las mareas)

    Álvaro Usunáriz Bacuas: Buena idea hacer un recorrido por la concepción del mundo (o más bien de la Tierra) a lo largo de la historia, pero un poco demasiado breve. No es cierto que el cristianismo hiciera que se olvidara que la Tierra es una esfera, como ya hemos comentado, la idea de que en la Edad Media se creía en una Tierra plana es un mito (mira estos enlaces: https://detalesanewton.wordpress.com/tag/tierra-plana/)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s